Carlos Correa: “Estoy buscando hacer daño”

El boricua dijo que está en óptimas condiciones para repartir pasta y queso en las Serie Mundial.

Carlos Correa cree que mañana será el sexto bate en la alineación de los Astros de Houston, en el primer juego de la Serie Mundial ante los Nacionales de Washington.

Desde su casa, Correa le dijo a algunos miembros de la prensa nacional, durante la tarde de hoy, lunes, que está en óptimas condiciones y que no hay lesión que lo limite para ayudar a su equipo.

El hijo de Santa Isabel aseguró que se siente bien y que llegó el momento, por segunda vez en su carrera, de cerrar fuerte para alcanzar la meta por la que ha trabajado toda una vida: el campeonato de las Mayores.

“Todo el trabajo valió la pena. Estoy tranquilo. Ya hemos estado aquí. Me siento bien y emocionado de volver a la Serie Mundial”, dijo el sepulturero de los Yankees de Nueva York, desde el patio de su hogar, en Houston.

De acuerdo con el nuestro, la confianza está al máximo y con eso presente es muy importante empezar la serie en casa… y más con Gerrit Cole en el montículo.

“Cada vez que Cole está en la loma la confianza está a un nivel alto. No me acuerdo la última vez que perdimos un juego con él en la loma. Pasa horas estudiando a los bateadores. Tira a 100 millas con cuatro lanzamientos plus”, destacó.

Y es que Cole no pierde un juego desde el 22 de mayo y esta postemporada anda como agua pa' chocolate.

correa

Para que los Astros se ganen a los Nacionales, dijo Correa, será necesario atacar desde temprano a sus abridores para apoyar los brazos de su equipo.

“Hay que llegar al bullpen [de los Nacionales] temprano en el juego. Creo que es una de las debilidades que ellos tienen. Tenemos que tratar que esa cuenta de picheo llegue rápido a 100”, indicó.

En la fase regular, Correa no se ha medido a Max Scherzer, quien estará abriendo el primer partido por Washington. Pero aseguró que lo estudió y que la clave será mantener el timing, ser selectivo en la caja de bateo para aprovechar sus turnos grandes y mantenerlo alto, como hizo cuando masacró a los Yankees en la serie de campeonato.

Asimismo, aclaró que a pesar de que esta postemporada sostiene promedio de .171 y que se ha ponchado en 18 de sus 41 turnos oficiales (43%), su prioridad en cada turno es alimentar su OPS y su WAR.

“La mentalidad que yo tengo como bateador es de jonrón y de base por bolas. No estoy buscando dar bloopers. No busco contacto por hacer contacto. Estoy buscando hacer daño”, aseguró. De hecho, Correa es el jugador más joven en pegar diez jonrones en una
postemporada.

El macanero boricua añadió que uno de sus soportes mentales ha sido visitar niños pacientes de cáncer para entender que hay luchas más importantes que coger un slump.

“A veces estamos muy enfocados en nosotros. Nuestra presencia y nuestro tiempo puede cambiar vidas”.