Cámara se meterá en controversia del voleibol e investigará caso de Destinee Hooker

La legisladora Lourdes Ramos presentó una resolución para investigar el caso

Dennis A. Jones/ Metro P. R./ archivo

La representante novoprogresista Lourdes Ramos presentó la Resolución de la Cámara 357, para investigar la negativa del presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) de negar la sustitución de la jugadora refuerzo Destinee Hooker por motivos de un embarazo de alto riesgo.

La representante por Bayamón, Yashira Lebrón es coautora de la medida.

Por ello, la Comisión de Recreación y Deportes del Cuerpo, incluirá en su análisis, la determinación de la Federación de cancelar la serie final de la Temporada 2021 de Voleibol Superior Femenino y suspender por un año a las jugadoras del equipo de las Sanjuaneras de la Capital como consecuencia a la determinación del equipo a no presentarse al primer partido de la serie final por el caso de Hooker.

Tanto Lebrón como Ramos, quien es una ardiente defensora de la mujer y autora de leyes sobre derechos de igualdad como el Maletín Empresarial, reaccionaron con encono e indignación a una determinación que a claras luces, patentiza la renuencia de diversos sectores de eliminar todo discrimen contra la mujer.

Dijo Ramos en su resolución que se evaluará el Reglamento del Torneo de la Liga para la Temporada 2021, para determinar si el mismo atiende justamente la eventualidad de que una jugadora experimente un embarazo diagnosticado como de alto riesgo y si el mismo se atempera a los reglamentos de entidades que rigen la práctica del deporte femenino en la Isla y en cualquier parte del mundo.

La polémica surgió luego que el equipo de San Juan informara a la Liga que su refuerzo, Destinee Hooker, no podía ver acción debido a que su embarazo fue diagnosticado como uno de alto riesgo y el sexteto sanjuanero pidió a la liga que se le permitiera sustituirla para la final, pero la respuesta fue en negativa.

El apoderado de las Sanjuaneras acudió los foros pertinentes para pedir amparo, pero en todas recibió una respuesta adversa. Por lo cual, el apoderado determinó radicar una demanda en los tribunales para que se determinara si un embarazo de alto riesgo constituye una lesión, dado a la falta de claridad en el Reglamento.

“El determinar que un embarazo de alto riesgo, entiéndase, aquel embarazo en el que, por coincidir durante la gestación, en el parto o en el neonato circunstancias biomédicas, psicológicas y sociales o de otra índole, se acompañan de una morbimortalidad materna y perinatal superior a la de la población general, no constituye una lesión nos resulta inverosímil de entender”, establecen Ramos y Lebrón en la Exposición de Motivos de la Resolución.

Según dice la medida de la exvicepresidenta cameral, la Liga de Voleibol Superior Femenino está compuesta por mujeres que no pueden estar sujetas al discrimen de sus pares, ni de la institución por el hecho de ser mujeres, mucho menos siendo madres que cumplen con la responsabilidad de cuidar de sus hijos e hijas, nacidos o por nacer.

“Resulta indignante que la Liga de Voleibol Superior Femenino y la Federación Puertorriqueña de Voleibol hayan cancelado la serie final y suspendieran por un año a las jugadoras de las Sanjuaneras de la Capital, en vez de proteger la integridad de la mujer y de la criatura por nacer. ¿Dónde radica la igualdad, la sensibilidad y la moralidad de una decisión que sigue poniendo sobre la mujer trabajadora, el bochornoso flagelo del discrimen?”, acotaron Lourdes Ramos y Yashira Lebrón.