Brian Afanador: “Veo todo como una gran motivación”

A solo días de la celebración de la Copa Panamericana de Tenis de Mesa, Metro habló con Brian Afanador para pasar revista de sus logros en el 2018 y sus metas para el 2019

Del 1 al 3 de febrero los tenimesistas del patio defenderán la casa en la Copa Panamericana de
Tenis de Mesa, a celebrarse en el Coliseo Mario “Quijote” Morales de Guaynabo. A solo unos
días del inicio del torneo, Metro tuvo la oportunidad de hablar con Brian Afanador, quien viene
de entrenar fuertemente en Francia y quien en el 2018 logró una amplia gama de éxitos.

Desde el 3 de enero Afanador estuvo preparándose con el equipo nacional francés y ya está
listo para arrancar con fuerzas el 2019, uño que promete grandes cosas en su carrera
profesional.

A contracción, el diálogo que sostuvo este diario nacional con el medallista centroamericano y
panamericano.

¿Cómo ves tus resultados del 2018 en el marco de lo que esperas en el 2019?

Yo estoy muy contento por cómo terminé este año pasado. Obtuve campeonato en el
Luxemburgo Open, tuve mi mejor ranking (108 en el mundo) y logré posicionarme bien para la
Copa Panamericana de ahora en Puerto Rico.

¿Cuáles son los objetivos que te planteaste para el 2019?

En cuanto al ranking mundial, pues quiero estar entre los mejores 100 este mismo año. Mi
resolución de año nuevo, como uno dice, es seguir dando lo mejor de mí. Yo sé que si cumplo
con eso al final voy a ver resultados muy positivos.

¿Qué elementos has identificado para mejorar tu juego? ¿Cuál es tu autoevaluación en cuanto a lo que han sido estos últimos meses?

Básicamente, me he estado preparando dos veces al día. Eso fue lo que estuve haciendo en
Francia. Alrededor de siete horas de lo que es técnico-táctico. También se realizan sesiones
físicas, de cardio, repeticiones, pesas y demás. Adicional a eso, tengo una sesión psicológica,
que estoy trabajando con el profesor Daniel Martínez, de la Universidad Carlos Albizu. Yo creo
que a eso es lo más que le hemos estado dando énfasis, a lo que es lo psicológico.

¿Te sientes más maduro en esta etapa de tu carrera?

Sí, gracias a ese trabajo psicológico me siento más listo para la batalla, como decimos en
Puerto Rico.

Se viene el torneo en la isla, ¿qué pasa por tu mente cuando internalizas que vas a jugar frente a tu gente?

Es una bendición. Voy a tener a los puertorriqueños ahí apoyándome en todo momento. Se
puede pensar también que habrá un poco de más presión, pero la realidad es que no. Yo me

siento muy contento y con muy buenas vibras con el torneo. Para nosotros es un placer, porque
es lo que soñamos los atletas desde pequeños.

¿Consideras el torneo como una oportunidad para continuar sumando a la fiebre nacional del Tenis de Mesa?

Sí, claro que sí. ¿Quién diría que unos tenimesistas tuvieran tanto público siguiéndolos. Antes
el Tenis de Mesa no se comentaba y ahora, gracias a los esfuerzos y a los sacrificios de mucha
gente, estamos donde estamos. Las generaciones anteriores a nosotros no pueden pasar
desapercibidas, porque nos ayudaron también. Ahora nos ha tocado disfrutar de los resultados.

Desde Francia y en desde tu circunstancia como joven atleta, ¿cómo vives el desarrollo de la realidad puertorriqueña?

Yo veo todo como una gran motivación. Se dice mucho que la juventud está perdida, pero no.
Lo que pasa es que se resalta mucho lo negativo. Hay muchas más cosas positivas que
negativas y eso es importante. Mira el caso del huracán María… para ese momento yo estaba
en Francia y en ese momento yo entrenaba tres veces al día con muchas energías y hambre
de darle a Puerto Rico un poco con mi talento. Y mira, Puerto Rico se ha levantado de ese
golpe.

¿Qué es lo próximo en la agenda de Brian Afanador una vez se complete la participación en el torneo en Puerto Rico?

Tenemos una agenda bastante llena. Básicamente, tenemos un Pro Tour por mes, como
mínimo. Tengo la liga francesa, que la llevo jugando desde agosto y termina en mayo. Voy a
defender mi campeonato en Luxemburgo, tengo el Open de Portugal, el Open de Serbia, el
Open de Croacia y muchos más. Por ahí también viene la clasificación a los Juegos
Panamericanos, que espine importante. Eso es en marzo en Guyana. El equipo masculino
todavía no se ha podido clasificar, pero con Dios por delante lo vamos a lograr en ese
campeonato del Caribe.