Becky Lynch, la maternidad y el regreso triunfal a WWE

La luchadora irlandesa volvió a los encordados en Summer Slam, tras año y medio de ausencia; recuperó el cetro femenino

En mayo de 2020, Becky Lynch decidió poner un alto a su carrera deportiva, al enterarse que se convertiría en mamá.

El sueño de la irlandesa, además de ser una estrella de WWE, era formar una familia, por lo que tuvo que dar prioridad a esta nueva etapa de su vida.

Despedirse no fue sencillo, ya que dejó vacante el cinturón femenino de RAW. Incluso, aquella velada, cuando dio a conocer su embarazo, fue emotiva, porque la maternidad era uno de sus sueños pendientes.

“Hoy no es una noche ordinaria para mí. Estoy dividida entre la tristeza y la felicidad, porque mi vida está punto de cambiar y necesitaba hacer algo al respecto. Yo también caminé por esas puertas en el 2013, cuando no conocía a nadie en este país y no sabía si era suficientemente buena para estar aquí.

“No sabía si le importaría a alguien, pero en el camino aprendí que sí les importaba, y mucho porque me cargaron en sus hombros hacia la historia y eso nunca lo olvidaré. Pero, fueron los fanáticos quienes estuvieron a mi lado y me respaldaron cuando no tenía a nadie. Es por eso que ustedes merecen escuchar esto: tengo que marcharme por un tiempo”.

Becky Lynch, luchadora de WWE

Regreso triunfal de Becky Lynch

A casi un año y medio de abandonar los encordados, Becky Lynch volvió a WWE, para recobrar su mandato.

Summer Slam dejó muchas sorpresas en el camino, pero una de las más importantes fue ver a Lynch de vuelta en la escena.

Ante la ausencia de Sasha Banks, quien enfrentaría a Bianca Belair por el título femenino de SmackDown, la irlandesa apareció en el cuadrilátero, para oficializar su regreso a las andadas.

Y no pudo ser mejor. Becky derrotó a Bianca en 10 segundos, y se quedó con el cincho de la marca azul, un regreso que sorprendió al universo de la WWE.

De hecho, la afición quedó paralizada, ya que hace algunos días la propia Lynch aseguró que tardaría más tiempo en volver al ring.

“The Man” se ha convertido en un ejemplo de superación para muchas mujeres, pues la miran como un estandarte, ya que la maternidad no es un obstáculo en la carrera deportiva de ningún atleta, al contrario, es una inspiración.

“Le he dedicado toda mi vida a la lucha libre. Pero ser madre fue una decisión que me pareció correcta. Es surrealista que muchas mujeres aún tengan que escoger entre su vida atlética y su familia. Yo no quería elegir. Me pareció el momento idóneo para alejarme de los cuadriláteros y formar una familia. Es algo que siempre he querido hacer.

“Tengo la sensación de que he cumplido casi todos mis objetivos en la lucha libre profesional. Ahora mismo no hay nada más importante que la familia. Tengo muchas ganas de saber qué se siente y de tener entre mis brazos a una persona a quien amar. Por supuesto que quiero volver a triunfar. Supongo que estaré motivada más que nunca. Esto no es el final de mi carrera”.

Becky Lynch, luchadora de WWE