Báez, Berríos y Bauer: Junte de Grandes Ligas por los niños

Este fin de semana compartieron en la isla

BAYAMÓN — Si resulta interesante encontrarse a Edwin “Sugar” Díaz un fin de semana pasando un buen rato en la gallera de Naguabo o en el club gallístico de Isla Verde, imagínese usted a Javier Báez pasando las Navidades en Puerto Rico, compartiendo con la gente que más quiere y despejando la mente en buena lid junto a José Berríos y el lanzador de los Indios de Cleveland, Trevor Bauer.

El trío ligamayorista se juntó el sábado para realizar unas clínicas libre de costo en el parque de Flamboyán Gardens, en Bayamón. Alrededor de 150 niños y jóvenes participaron de la actividad que, además, incluyó regalos y un banquete con lechón asado, arroz con gandules y guineanos en escabeche. Sí, los muchachos sirvieron un manjar beisbolero para las próximas generaciones de peloteros puertorriqueños.

“Estamos aquí, enseñándole a los niños lo que podemos hacer [más allá de los parques de las Grandes Ligas]. Obviamente, divertirnos, que es lo mejor que puedo hacer. Con los niños, mejorándole la mecánica de fildear, de ver las cosas. Estamos ayudando aquí”, manifestó Báez en las clínicas que organizó Berríos en la ciudad del chicharrón.

“El Mago” de los Cachorros de Chicago anda recargando baterías en su tierra y habló sobre la importancia de regresar a Borinquen y alimentar su espíritu deportivo. De hecho, el viernes Báez, Berríos y Bauer se encontraron en Santa Mónica para hacer memoria de lo que fueron los años de juventud jugando pelota en los parques Bayamón.

“Aquí es dónde nos criamos. Aquí jugué muchísimas veces y practiqué muchísimas veces. [Bayamón] me deja claro de dónde salí, que obviamente la humildad es algo super importante para mis fanáticos, para mi familia y, nada, que la gente sepa de dónde somos, de dónde venimos y cómo vivimos nuestro pasado”, señaló Báez durante el recorrido que fue documentado por MLB y Bauer.

Asimismo, Báez sostuvo que Puerto Rico es su espació de relajación luego de finalizada la temporada. El boricua, que viene de finalizar segundo en las votaciones para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, aseguró que si fuera por él, se quedaba todo el año disfrutando de los encantos borincanos.

"Tengo toda mi familia aquí. Yo no me quisiera ir nunca. Siempre estoy acostumbrado a pasar las Navidades aquí con mi familia, con mis amistades. Y obviamente, estar separado de todo me hace relajarme muchísimo. A mi me gusta estar solo, pensar, escribir y saber los ajustes que tengo que hacer en la vida", dijo Báez mientras mostraba parte de sus proyectos futuros en el Barrio Achiote de Naranjito.

Trevor Bauer, entretanto, documentó su estadía en la isla para publicar un cortometraje sobre un fin de semana en la vida de Berríos y Báez durante la temporada baja. Para Bauer, que formó parte de la serie que protagonizaron los Mellizos y los Indios en abril del año pasado en el Hiram Bithorn, fue la primera vez, sin embargo, disfrutando Puerto Rico en todas sus facetas culturales.

“Estoy contento de poder compartir con Berríos y Báez en Puerto Rico, ha sido una gran experiencia. Cuando viajo no me gusta quedarme en el hotel, me gusta descubrir y ver todo lo bonito de los lugares. Y probé el arroz y las habichuelas por primera vez”, confesó uno de los mejores brazos de las Grandes Ligas, luego de un buen almuerzo boricua en la cafetería La Familia de Bayamón.

Berríos, mientras tanto, se mostró agradecido con Dios por la oportunidad de impactar a los niños y poder compartir buenos momentos con dos figuras importantes del béisbol. Después de todo, en el caso de Báez, se trata de alguien más que un amigo, pues son familia.

“Es importante para nosotros pasar momentos agradables. Para mí es fundamental hacer buenas cosas por la juventud y los niños. Yo nunca tuve esa oportunidad con los peloteros de Grandes Ligas y poder hacer esto me llena mucho”, aseguró.

Finalmente, hay que destacar que los boricuas tienen sus ojos puestos en el 2019. En el caso de Berríos, espera ser contendor para el Cy Young en la Liga Americana.

“Espero superar las 20 victorias y ser Cy Young. Esas son las metas para las que estamos trabajando. Con el favor de Dios, esperamos que todo salga bien y nos dé salud”, sentenció.

VIDEO