Asaltaron a mano armada a Caldwell-Pope y LeBron no pudo rescatarlo

Primero el mafuterito de Caruso y ahora esto. LeBron no puede perder de vista a sus muchachos.

El escolta de los Lakers de Los Angeles, Kentavious Caldwell-Pope, sobrevivió a un peligroso incidente el 17 de junio. TMZ informó que Caldwell-Pope fue asaltado a punta de pistola mientras hablaba con algunos amigos en la entrada de su casa.

"Las fuentes policiales nos dicen que todo ocurrió el 17 de junio … cuando el guardia de los Lakers estaba en su camino de entrada alrededor de las 4 am hablando con amigos", detalló TMZ. “Nuestras fuentes dicen que un automóvil se detuvo y tres hombres salieron del vehículo con las armas en la mano. Nos dijeron que los hombres exigieron que KCP y sus amigos les entregaran sus cosas … que incluían un elegante reloj Rolex, joyas y un iPhone. En total, nuestras fuentes dicen que los ladrones se llevaron un botín por valor de 150.000 dólares. Sin embargo, nos dijeron que KCP NO resultó herido en el incidente ".

lebron

La buena noticia es que Caldwell-Pope no resultó herido en el incidente. El Departamento de Policía de Los Ángeles está investigando el crimen para encontrar a las personas que robaron a Caldwell-Pope, según TMZ.

La temporada de los Lakers no terminó de la manera más esperada, pero hubo un momento que podría impactar la carrera de Caldwell-Pope para mejor. Después de pasar un tiro contra los Suns en la postemporada, se vio a LeBron James gritándole a Caldwell-Pope, animándolo a seguir lanzando el balón.