Arrancan las series divisionales de la Liga Nacional

La acción de la postemporada de MLB continúa hoy, a partir de las 5:02 de la tarde.

Cardenales de St. Louis contra los Bravos de Atlanta; Nacionales de Washington contra los Dodgers de Los Ángeles. Ese es el escenario en las series divisionales de la Liga Nacional, que arrancan esta tarde con las primeras dos novenas enfrentándose en el SunTrust Park, en Atlanta.

Los Cardenales llegan a la serie ante los Bravos luego de conquistar la división central con marca de 91-71. St. Louis cerró la segunda mitad del torneo jugando para 47-27 luego de una primera parte inestable, en la que sostuvieron un récord de 44-44.

Los Bravos, por su parte, terminaron como dueños y señores del este, con marca de 97-65. Los muchachos de Brian Snitker cerraron la segunda fase del torneo jugando para 43-28.

Estas dos novenas se midieron en seis ocasiones durante la regular, dominando los Bravos en cuatro de ellas. Atlanta llega a la postemporada tras combinarse para .258 en promedio ofensivo en la temporada, el cuarto mejor registro entre los equipos de la Nacional. Los Cardenales, entretanto, batearon para .245, el undécimo mejor promedio entre los 15 equipos del Viejo Circuito.

En cuanto a los lanzadores, los Cardenales registraron la segunda mejor efectividad de la Nacional, con 3.80 de ERA. El cuerpo monticular de los Bravos trabajó para 4.19, la quinta mejor ERA del Viejo Circuito.

En esta serie, el boricua Yadier Molina se encargará de guiar a los lanzadores de los Cardenales detrás del plato. El partido está programado para las 5:02 de la tarde. Los lanzadores: Mike Mikolas por Cardenales y Dallas Keuchell por Bravos.

Una guerra en el oeste

De otro lado, Nacionales y Dodgers prometen sacar chispas en Los Ángeles. Los Nacionales sobrevivieron el Wild Card ante los Cerveceros de Milwaukee, luego de que el frío olímpico se apoderara del relevista Josh Hader en la octava entrada y el dominicano Juan Soto lo hiciera pagar con una línea al jardín derecho que, además, provocó un error del jardinero de los que jugaban de visitantes, para terminar limpiando las bases a favor de los de D.C.

Los Nacionales tendrán que probarse ahora ante los subcampeones de la pasada edición, que en la regular los vencieron en cuatro de sus siete encuentros.

Los Dodgers, que jugaron para 106-56, son claros favoritos para pasar a la serie de campeonato. Lideraron la Nacional en carreras anotadas (886), jonrones (279), SLG (.472) y OPS (.810). Igualmente, llegan a esta fase con el quinto mejor promedio de bateo en el Viejo Circuito este año (.257). Si los bates de los Dodgers son peligrosos, sus lanzadores pueden ser tremendo dolor de cabeza, pues terminaron con la mejor efectividad en la Nacional (3.37) y totalizaron la tercera mejor suma de ponches entre los 15 equipos de su liga (1,519).

Por Dodgers, el boricua Enrique “Kike” Hernández estará en uniforme. Al cierre de esta edición, no se habían confirmado los abridores por Dodgers y Nacionales.