Palabras de la única alcaldesa afgana: "Estoy en mi casa esperando que me vengan a matar"

Zarifa Ghafari, de 29 años, es una activista de los derechos de la mujer, empresaria y política. Ahora espera la venganza del talibán.

La gran lucha de Zarifa Ghafari y por la que ha alcanzado notoriedad mundial, es la defensa de los derechos de las mujeres. Fue por eso que entró en la política y ahora, con 29 años, es la única mujer alcaldesa en Afganistán.

Pero ante la arremetida del talibán, que reducen a las mujeres a roles de la casa y cuidado de los hijos, ahora espera lo peor.

Su situación conmueve al mundo, porque Ghafari se encuentra en su localidad, Maidan Shahr, capital de la provincia de Vardak. La mujer está en su casa esperando que los rebeldes lleguen a matarla.

Ghafari reconoció al medio inglés iNEWS que “estoy sentada aquí esperando que vengan. No hay nadie que me ayude a mí ni a mi familia. Solo estoy sentada con ellos y mi esposo. Vendrán a por gente como yo y me matarán. No puedo dejar a mi familia. De todos modos, ¿a dónde iría?”, declaró visiblemente afectada por el momento en que enfrenta.

Atentados

La alcaldesa ya había sufrido atentado cuya responsabilidad apuntarían a los mismos talibanes o al Estado Islámico.

En estos atentado, asesinaron a su padre, un hecho que la golpeó duramente, pero que no loa detuvo. "Mi padre habría querido que siguiera firme", declaró.

Por su lucha en defensa de las mujeres, por enfrentar las amenazas y ataques contra su vida, Ghafari recibió el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje ((International Women of Courage Award), entregado por el Departamento de Estado de EEUU.