VIDEO: Se coló en conferencia de prensa y habló con el presidente de México

Muy duro.

Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador - EFE

Un intruso irrumpió el lunes en la conferencia de prensa diaria del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, se le acercó y habló brevemente con el mandatario antes de que una asistente llevara al hombre a una oficina para escuchar su queja.

No es la primera vez que la actitud casual de López Obrador en torno a su seguridad personal genera preocupaciones. El mandatario desintegró al Estado Mayor Presidencial de 8.000 hombres que se encargaba de la seguridad de los mandatarios, viaja por carretera o en vuelos comerciales, y el fin de semana algunos pasajeros le gritaron críticas cuando dejaba su asiento en un avión.

Los reporteros que acudieron a la conferencia en el Palacio Nacional de la Ciudad de México quedaron sorprendidos al ver a un hombre salir de la parte posterior del escenario en el amplio salón para aproximarse por detrás a López Obrador, acercándose lo suficiente como para tocar al presidente mientras otro funcionario estaba hablando.

El mandatario charló con el hombre, quien portaba una mascarilla, antes de referirlo con Leticia Ramírez, encargada de atención ciudadana. Posteriormente, Ramírez dijo que el individuo de 31 años, originario del estado norteño de Durango, estaba “desesperado” porque no había podido rehacer su vida luego de haber estado encarcelado por posesión de narcóticos.

Ramírez dijo que el hombre aseguró que le habían plantado las drogas y que ha tenido problemas para encontrar oportunidades laborales, además de que no se le ha permitido ver a su hija después de salir de prisión.

Ramírez indicó que se seguía investigando la manera en que el individuo ingresó al Palacio Nacional, aunque reconoció que había pasado los filtros de seguridad, que incluyen detectores de metales y guardias. Los periodistas deben mostrar acreditaciones preaprobadas y pasar por los filtros de seguridad para ingresar todos los días entre semana.

López Obrador, quien disfruta del contacto físico con sus simpatizantes, cosa que no ha podido hacer durante la pandemia del coronavirus, le restó importancia al incidente.