VIDEO: Más de 400 animales silvestres rescatados en Bogotá fueron liberados en el Caribe

Animales silvestres rescatados en Bogotá fueron liberados en el Caribe.

Para seguir con la rehabilitación, la Secretaría de Ambiente de Bogotá, en Colombia, trasladó a su hábitat natural o entornos similares a más de 427 animales víctimas de tráfico de fauna silvestre.

La Ruta de la libertad, como se le llamó a este viaje de una semana, en el que monos, loras, tortugas, iguanas, un sapo, una pitón y material marino (caracoles, corales y ostras), que habían sido incautados en plazas de mercado y terminales de transporte de Bogotá, fueron liberados en cuatro departamentos de la costa atlántica del país.

“Fueron liberados más de 100 animales entre aves y reptiles, animales que muchas personas en las ciudades consideran que pueden ser mascotas y no lo son. Son parte de una cadena de tráfico de fauna silvestre que además de causar sufrimiento, ocasionó pérdida de biodiversidad y deforestación”, dijo la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, en Arjona, Bolívar, una de las paradas de la Ruta de la Libertad.

Antes de regresar a sus hábitats naturales o ser reubicados en lugares afines a sus entornos, los individuos pasaron por largos procesos de rehabilitación brindados por profesionales de la Secretaría de Ambiente, las corporaciones autónomas regionales y el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (Idpyba).

Animales silvestres rescatados en Bogotá fueron liberados en el Caribe

Más de 310 de los animales trasladados por la Secretaría de Ambiente a la costa Caribe están en sitios controlados similares a sus entornos hasta que estén condiciones para ser liberados y defenderse por sí mismos, esto como consecuencia de su deterioro físico y trastornos de comportamiento ocasionados por el encierro y la dependencia a los humanos.

Muchos de los animales a los que han sacado de su hábitat para tenerlos como mascotas, no logran recuperarse del todo y  no pueden ser liberados, por lo que deben permanecer en espacios controlados por el resto de sus vidas.

Dentro de este grupo están los 19 especímenes reubicados en el Vavárium de Cartagena y los 130 recibidos por la Sociedad Portuaria de esa ciudad, entre aves, reptiles y mamíferos, que ya no tienen posibilidades de regresar a sus entornos naturales por problemas  físicos, de comportamiento y su dependencia a los humanos.