"Me dejaron botado, vine aquí pidiendo auxilio..." El caso de Wilton y la realidad migratoria en EEUU (video)

"Me dejaron botado, vine aquí pidiendo auxilio...", repetía el niño.

Wilton es un niño nicaragüense que fue secuestrado junto con su madre y abandonado en la frontera de Texas con México y su caso ha conmovido al mundo.

Tras varios días de que un agente de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos grabara con su celular el desgarrador momento en el que un niño migrante le suplicó llorando por ayuda tras ser abandonado en el desierto de Texas, el pasado sábado se dio a conocer que el menor se llama Wilton, es nicaragüense y fue secuestrado junto con su madre.

Según reportó Telemundo, Misael Obregón-quien vive en Florida- tuvo conocimiento del paradero de Wilton debido a que un amigo de Nicaragua le envío el audiovisual que circuló en medios.

Obregón dijo qu el menor y su madre habían escapado de su país de origen, pues el padre del infante los maltrataba. Asimismo, al trayecto también se unieron los dos hijos de Misael, no obstante, aunque todos lograron cruzar una vez la frontera hacia Estados Unidos, la policía fronteriza los retornó a México y, posteriormente, Wilton y su madre fueron privados de su libertad.

El pasado 6 de abril se hizo viral el video en el que, con lágrimas en los ojos, Wilton caminaba hacia una patrulla fronteriza y pidía ayuda porque lo habían dejado “botado” cerca de Río Grande.

"¿Me puede ayudar?", rogó el menor al comienzo de la grabación, tomada solo dos días después de que la Patrulla Fronteriza de EEUU publicara un video de vigilancia que mostraba a traficantes de personas arrojando a dos niñas de Ecuador desde lo alto de un muro fronterizo en el desierto de Nuevo México.