Vega Ramos critica party de aniversario de ciudadanía que él disfruta

El representante Luis Vega Ramos censuró que la Asamblea Legislativa gaste miles de dólares en una sesión especial, “cuyo único propósito es iniciar la campaña pro estadidad de cara al plebiscito del 11 de junio”.

Según el legislador, la “baquiné” se da en momentos en el que el gobierno presenta un plan fiscal que busca recortar pensiones, salarios, servicios esenciales, asignaciones a los municipios y a la Universidad de Puerto Rico (UPR) por sobre tres mil millones de dólares, y que propone unos 1,500 millones en nuevos impuestos.

"Esto no es ninguna conmemoración de la ciudadanía estadounidense en Puerto Rico. Es el arranque de la campaña plebiscitaria por la estadidad. Tras la radicación del plan fiscal de Rosselló y el PNP, que traerá ruina a miles de familia puertorriqueñas, la Legislatura del PNP le tira sal a la herida buscando lanzar la campaña plebiscitaria pro Estadidad con fondos públicos”, dijo.  

Agregó que “lo que no entienden Rivera Schatz y Johnny Méndez es que, lejos de una celebración de la ciudadanía, lo que están haciendo es el baquiné de la Estadidad".

Para el político, "no hay duda que el centenario de la aprobación de la Ley Jones y la naturalización colectiva de los puertorriqueños como ciudadanos de Estados Unidos debe ser objeto de reflexión cívica y académica. Fue un acto que transformó nuestra realidad de pueblo en formas que deberían ser discutidas sin politiquería”.

gifit1488469233344-54e4613f88318bf504d012201d53120b.gif

Según Vega Ramos, “también debiera reflexionarse con seriedad en este centenario por el hecho que esa misma Ley Jones proveyó para que el Poder Legislativo en Puerto Rico se ejerciera por puertorriqueños electos por los puertorriqueños”. 

“Esto en particular debiera ser motivo de discusión seria ya que el Congreso, a través de Promesa, anuló las facultades de nuestra Legislatura y se las entregó a la Junta Fiscal, afirmando una inaceptable subordinación territorial. Mientras la Junta mande y Promesa exista, los legisladores del PNP, si se respetan, no debieran estar celebrando nada", añadió.

El representante advirtió que la actividad ha sido "premeditadamente diseñada para distraer la atención pública de las imposiciones injustas contra el pueblo incluidas en el plan fiscal de Rosselló y la Junta". 

Advirtió que con la campaña plebiscitaria “intentan poner a los puertorriqueños a hablar de temas distintos a las consecuencias del plan fiscal presentado. No se lo permitiremos".