Urgen acción sobre el cambio climático

El senador Cirilo Tirado Rivera, presidente de la Comisión de Recursos Naturales y Ambientales del Senado, llevó el viernes un contundente mensaje relacionado al impacto del cambio climático en Puerto Rico y el Caribe, y los retos en la política pública, durante la 1era Cumbre de Ambiente, Salud y Seguridad Ocupacional realizada por el Instituto de Ingenieros Ambientales del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico.

Durante su ponencia, el senador destacó que cerca de 24 naciones del Caribe y sus 40 millones de habitantes son especialmente vulnerables al cambio climático, que trae como consecuencias incremento en temperaturas, incremento en los niveles del mar y el desarrollo de huracanes y tormentas de mayor intensidad a lo largo y ancho del Caribe. A esto se suma el deterioro de la economía caribeña.

"Puerto Rico está amenazado por el aumento del nivel del mar, por cada centímetro de aumento del nivel del mar perdemos un metro de playa a causa de la erosión", dijo el senador en un comunicado de prensa. Quien además, equiparó los retos del cambio climático con el problema de la deuda y el estatus político de Puerto Rico.

El costo anual de la inacción en el Caribe se reflejan en los estragos causados por los huracanes, pérdidas en el área del turismo y los daños a la infraestructura, debidos al aumento del nivel del mar. Según el informe rendido por el Senador, solamente en estos tres factores, se proyecta que los costos de estos daños aumentarán a 22 mil millones de dólares anualmente para el 2050, lo que representa el 10 por ciento de la economía caribeña, y 46 mil millones de dólares para el 2100, lo que representaría el 22 por ciento de la región.

Uno de los primeros pasos para encaminar un plan de acción es establecer en Puerto Rico una política pública coherente sobre el manejo, uso y conservación de los embalses, que poseen el 70 por ciento del agua potable que consumimos, así como establecer el concepto de Seguridad Hídrica Nacional, que significa tener acceso garantizado a recursos de agua dulce, indispensables para satisfacer las necesidades de los ciudadanos.

Y así está ya establecido en el Proyecto del Senado 1047, radicado por el senador Tirado Rivera, que se encuentra actualmente ante la Cámara. Otro esfuerzo del Senador se encuentra en el Proyecto del Senado 1357, que propone la creación de una Comisión de Cambios Climáticos, que esté adscrita a la Oficina del Gobernador y que desarrollará, entre otras herramientas, un marco estratégico de políticas ante el cambio climático y un Plan Nacional que contendrá una evaluación del impacto en la Isla ocasionado por el cambio climático e identificar las áreas más vulnerables, para que se puedan atender sus necesidades antes de cualquier impacto.