Uno de cada cuatro boricuas en Estados Unidos es pobre

Uno de cada cuatro puertorriqueños en Estados Unidos es pobre, según queda establecido en un libro sobre la migración y el empleo en Puerto Rico y la diáspora.

La Asociación de Economistas de Puerto Rico presentó el libro “Population, Migration, and Socioeconomic Outcomes among Island and Mainland Puerto Ricans: La Crisis Boricua”, donde se estudia la migración de las últimas décadas hacia los Estados Unidos, así como el empleo, los salarios y la pobreza de la diáspora en comparación con la Isla.

avion

Cinco de los hallazgos centrales del libro son que las generaciones en Puerto Rico no se están reemplazando al bajar los nacimientos y por primera vez en la historia la población se reduce desde que comenzó la crisis económica.
Además, se señala en la publicación que uno de cada cuatro puertorriqueños en Estados Unidos es pobre, siendo esta una de las tasas más altas en comparación con otros grupos en esa nación.

A su vez, la tasa de participación laboral de los puertorriqueños que viven en Nueva York, Massachussets y Pennsylvania es menor que la tasa correspondiente de Puerto Rico, y los puertorriqueños tienen una de las tasas más alta de empresarismo en los Estados Unidos.

“Empezamos este proyecto hace cinco años. Mientras más datos analizamos, más observamos que los puertorriqueños en la Isla y en la diáspora estaban confrontando una migración masiva, una población decreciente y envejeciente, entre otros asuntos de esta crisis severa de 12 años, la cual merecía un escrutinio intenso. La crisis actual de Puerto Rico antecede la crisis provocada por el Huracán María”, aseguró Marie Mora, economista de la Universidad de Texas en el Rio Valley, quien escribió el libro junto a Alberto Dávila y Havidán Rodríguez.

Rodríguez es el presidente de la Universidad de Albany del sistema público estatal de Nueva York (SUNY, siglas en inglés) y es el primer puertorriqueño en presidir una universidad pública en los Estados Unidos.

Rodríguez comentó que “para nosotros era particularmente importante describir la realidad puertorriqueña, especialmente a lo que se refiere a los aspectos demográficos y socioeconómicos que impactan a los boricuas en y fuera de la Isla. Esperamos que esta publicación resulte en un mejor entendimiento en los Estados Unidos sobre la situación de millones de puertorriqueños/as en la isla”.

En tanto, Dávila señaló la necesidad de conducir más estudios sobre el mercado laboral de Puerto Rico: “La propuesta para reducir el salario mínimo a los jóvenes de la Isla debe ser investigada con propiedad por los efectos que tendrá en el mercado laboral. Bajar el salario mínimo a los jóvenes aumentará la migración de este grupo hacia los Estados Unidos, pero dado que se reducen los costos laborales en general, podrá llevar a que se empleen más adultos también. Sin embargo, urge más investigación empírica al respecto”.