Unión de músicos Orquesta Sinfónica envía carta a Pedro Pierluisi

Pregunta seria: ¿Pierluisi toca algún instrumento musical?

La Unión de Músicos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico le envió al gobernador Pedro 'Pipo' Pierluisi una carta tras la renuncia del Director Ejecutivo de la Corporación de las Artes Musicales  ( CAM ) y el nombramiento de su sustituto.

Dicha comunicación expone los agravantes problemas presupuestarios de la entidad los cuales afectan la estabilidad de la Orquesta, entre otras críticas situaciones, y la necesidad de que quien ocupe la dirección cuente con las cualificaciones para el manejo efectivo de éstas.

En la carta se le solicita una reunión al Gobernador con el fin de exponerle los detalles de la actual realidad de la Corporación.

sinfonico

El año pasado la Unión realizó una intensa jornada de acciones con el fin de exponer las situaciones que aquejan a la Corporación así como presentar propuestas para aliviar las mismas, bajo en tema de Salvemos la Sinfónica.

El Sr. Miguel Rivera presidente de la Unión de Músicos de la OSPR está disponible para ampliar acerca de los específicos de la carta al Gobernador y los reclamos de la sindical.

Aquí les presentamos la carta de forma inédita, tal y cómo llegó a esta redacción:

22 de enero de 2021

Honorable Pedro R. Pierluisi Urrutia,

Gobernador de Puerto Rico

 

Estimado Gobernador:

En nombre de todos los músicos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (OSPR), reciba un saludo cordial, esperando que usted y sus allegados se encuentren bien. Por este medio, deseamos felicitarle por su reciente juramentación como Gobernador de Puerto Rico; también le agradecemos que la Orquesta haya sido incluida dentro de los compromisos programáticos de su plataforma de gobierno, además de sus expresiones públicas de apoyo al presupuesto, operación y potencial de la Orquesta como activo y patrimonio de Puerto Rico.

A pesar de su trayectoria de más de sesenta años y de sus grandes contribuciones a nuestra cultura, educación, y desarrollo musical, la Orquesta se ha enfrentado en tiempos recientes a una serie de situaciones que amenazan su estabilidad y permanencia. Ante la renuncia del Director Ejecutivo de la Corporación de las Artes Musicales y subsidiarias, entendemos que debe considerarse la designación de un nuevo Director que cumpla con la experiencia y cualificaciones necesarias para dirigir la Corporación y se comprometa a atender las circunstancias difíciles que describimos a continuación.

En primer lugar, la OSPR sigue asediada por las reducciones presupuestarias impuestas  por la Junta de Supervisión Fiscal de Puerto Rico (JSF). A pesar de nuestros esfuerzos, la JSF insiste en ordenar recortes millonarios al presupuesto del Fondo General destinado a la Orquesta. Dichos recortes han provocado que la OSPR, durante las pasadas temporadas, no cuente con el presupuesto necesario para garantizar su operación y el cumplimiento del Convenio Colectivo de los músicos. Por otro lado, la Junta de Supervisión Fiscal impone distribuciones insuficientes a las partidas presupuestarias asignadas, y realiza proyecciones de ingresos propios que no van a tono con la realidad actual de la Orquesta y la pandemia del COVID-19. De cara a este panorama, es urgente que el Director Ejecutivo designado tenga la capacidad para defender, de manera eficiente y consistente, un presupuesto justo para la OSPR.

pipo

La Corporación también necesita de una dirección y personal administrativo que sepa aprovechar al máximo el potencial de la Orquesta. Al momento, la OSPR carece de recursos especializados para el manejo de su mercadeo, la producción de conciertos con mayor alcance de público y la planificación de una estrategia de difusión variada. En la última década, la Orquesta ha logrado gran éxito con presentaciones de gira a través de toda la isla y conciertos de música popular, música de películas, conciertos educativos y colaboraciones con artistas reconocidos (locales e internacionales) de varios géneros. En el año 2015, por ejemplo, la OSPR alcanzó cifras récord en audiencia, logrando vender a toda capacidad hasta nueve funciones de un mismo concierto en un par de meses. Sin embargo, hoy día la programación de conciertos con mayor acogida de público es muy reducida, favoreciendo una temporada mayoritariamente clásica que apela a una audiencia cada vez más pequeña. También nos parece que el próximo Director Ejecutivo debería posicionar a la Orquesta como el centro principal de inversión del Festival Casals, utilizando al prestigioso festival como plataforma para elevar la proyección de nuestra Orquesta a nivel internacional.

Por otra parte, los músicos de la Orquesta hemos tenido que atender instancias recurrentes de incumplimiento con nuestro Convenio Colectivo. Al momento, tenemos más de una decena de casos activos radicados en el Negociado de Conciliación y Arbitraje del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico. Se han ignorado disposiciones de beneficios adquiridos y de nuestras condiciones de trabajo, y resulta preocupante la falta de atención de la Corporación a sus obligaciones hacia el Plan de Pensiones de los músicos. Nuestro Convenio estipula la producción de conciertos destinados a la recaudación de fondos para dicho Plan, pero año tras año la Corporación ha sido negligente en la realización de estos o no ha provisto los informes o transferencias de ingresos de dichas presentaciones. El próximo Director Ejecutivo debería tomar estos asuntos con seriedad y diligencia, en especial porque nuestro Plan de Retiro se encuentra en una situación muy crítica que requiere de atención inmediata.

En vías de discutir este y otros asuntos muy importantes para el futuro de la orquesta, solicitamos respetuosamente una reunión con usted y su equipo de trabajo. Sabemos que su agenda es muy apretada, pero deseamos que nos conceda el espacio para expresarle, como representantes oficiales de los músicos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, nuestra recomendación de que se considere para la Dirección de la Corporación de las Artes Musicales a una persona con los méritos y el interés de asistir a la Orquesta y a sus músicos.

 

Cordialmente,

Miguel A. Rivera Trinidad,

Presidente, AFM-Local 555