"Una ridiculez total" que exista una red de tráfico de órganos en P. R.

Reacciona el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Víctor Ramos, a señalamientos que recorren las redes sociales.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Víctor Ramos, catalogó como "una ridiculez total" los posts que recorren el cibermundo boricua desde la semana pasada, en el que se alega que existe un red de tráfico de órganos que opera desde Centro Médico.

Varias páginas de Facebook y cuentas de Twitter han compartido este post, en el que se indica que desde adentro en Centro Médico se propicia una "mafia" con la donación de órganos.

raulie

En el post, compartido más de 1,400 veces, al menos hasta el día de hoy, se indica que una enfermera se comunicó con la página para dar esa información. Ante esta situación y las inquietudes que nos deja saber la audiencia, contactamos al presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, quien lamentó que se intente mancillar el trabajo de la clase salubrista "cuando se sabe que es un proceso muy regulado".

"Es una ridiculez total. El proceso de donación de órganos en Puerto Rico y Estados Unidos está altamente regulado. Para empezar, las Organizaciones Procuradoras de Órganos (OPO) son organizaciones sin fines de lucro, no reciben dinero por vender órganos. Yo soy miembro de la Junta de Directores de Lifelink y rechazo que Lifelink pague por cualquier órgano", apuntó.

Contrariado ante lo que considera como "comentarios ridículos",  el doctor Ramos subrayó que "las leyes del país predisponen cómo las personas pueden decir si son donantes de órganos, que es cuando renuevan las licencias o confirmándolo en algún documento" específico para eso.

"Y es un proceso muy complicado, no es que a un paciente se le saca un órgano, según lo que parezca. Esto es una ridiculez", articuló Ramos.

"Los dos criterios para la distribución de los órganos son: el orden prioritario según cuan crítico esté el paciente y la compatibilidad. Y hay que recordar que el órgano puede estar en Puerto Rico, pero el paciente no", dijo, indicando que el hecho de que "en Puerto Rico no se hacen todo tipo de trasplante" hace aún más irreal que pueda desarrollarse un modus operandi en Puerto Rico