Una final histórica para el tenis de mesa puertorriqueño

Hay hechos y hay fenómenos que trazan algo más que una línea en el tiempo. Como el tenis de mesa puertorriqueño, que no deja de sorprendernos.

Primero, la plata del equipo masculino y la gesta del equipo femenino que, por segundos Juegos Centroamericanos y del Caribe, conquistaron el oro. Ahora, una final histórica en dobles mixtos, con la dupla de Adriana Díaz y Brian Afanador imponiéndose en la máxima de cinco sets ante Melanie Díaz y Daniel González. ¡Banquete criollo y utuadeño!

El duelo, que se quedó en familia, no fue más que una gran puesta en escena del talento nacional, traducido en una medalla de oro y otra de plata que reprodujeron el gozo desde antes del primer servicio. De más está decir que el único ganador del duelo final de anoche fue Puerto Rico.

Y es que no se trató de una final cualquiera. Lo que sucedió en el último duelo del dobles mixto en tenis de mesa centroamericano se traduce en un hecho que puntualiza un momento especial en el deporte puertorriqueño, donde la mujer continúa reclamando su espacio, igualdad de condiciones y un trato a la altura que cualquier ser humano merece, sin importar raza, color o sexo.

diwtbyfwsaic6wk-2b35e17268317dfe826c585d6c5a17ee.jpg

Para Adriana y Brian la presea dorada en dobles mixtos representó su segunda consecutiva en el tenis de mesa centroamericano, pues en Veracruz 2014 también se subieron a lo más alto del podio. Por su parte, Melanie y Daniel se colgaron su primera plata centroamericana en el evento.

Es importante destacar que este año los logros del tenis de mesa se dan con la participación de toda la familia Díaz vistiendo los colores de la monoestrellada y con el elemento juvenil manifestándose a toda potencia, pues la menor de las Díaz, Fabiola, también formó parte de la primera conquista dorada del país en Colombia, junto a la también talentosa Daniely Ríos.

En el caso de la principal figura del cuarteto, Adriana Díaz, el oro conseguido ayer —en la que representa su segunda participación centroamericana con tan solo 17 años— es su sexta medalla en la cita que abre el ciclo olímpico. Hace cuatro años en Veracruz, Adriana —con 14 vueltas al sol— terminó su participación con dos medallas de oro (equipo y mixto), una de plata (dobles) y una de bronce (individual). Y claro, a eso hay que sumarle que Adriana es la primera tenimesista del patio en clasificarse a unas Olimpiadas (Río 2016) y que en los Juegos Panamericanos de Toronto (2015) obtuvo una medalla de bronce.

Hoy, lunes, las hermanas Melanie y Adriana vuelven a la carga como equipo en la semifinal de dobles para hacer valer la misión de sumar la cuarta medalla del tenis de mesa femenino. El partido inicial será ante la dupla de Venezuela y las ganadoras se medirán en la final —a celebrarse hoy mismo— contra las ganadoras del choque entre Cuba y Colombia.

Brian Afanador y Daniel González también se lanzan a buscar otra presea hoy cuando abran en semifinales ante México. El equipo ganador se medirá en la final al vencedor de Cuba y Venezuela. 

¡La historia deportiva del patio se hace grande!