Suspenden a la abogada motorizada por estar haciendo trucos

Por un término de un año

La abogada de la familia Rosselló, la licenciada Roxanna I. Soto  Aguilú, fue suspendida del ejercicio de la notaría por espacio de un año por violaciones a los cánones de ética profesional, según señala una notificación del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

La suspensión fue efectiva el pasado 30 de diciembre.

A la licenciada Soto Aguilú se le acusa de inducir a una pareja "a realizar un negocio ilícito donde se desembolsó el pago de $70,000.00 por la adquisición de un bien inmueble que no le pertenecía a la parte vendedora". Igualmente, se le imputó a la también conocida abogada motorizada "haber autorizado la escritura sin que se hubiese presentado la Planilla de Caudal Relicto en el Departamento de Hacienda, lo que ocurrió el 15 de diciembre de 2008, un año después de que se llevó a cabo el negocio".

La Oficina de Inspección de Notarías (ODIN), de igual manera, evaluó un referido en el que determinó que "la notaria omitió establecer el tracto registral que acreditaba la titularidad del inmueble por los integrantes de la parte vendedora".

"La ODIN indica que la licenciada Soto Aguilú instrumentó y autorizó el negocio jurídico sin que la parte vendedora obtuviera el correspondiente certificado de cancelación de gravamen que provee el Departamento de Hacienda sobre el caudal relicto del finado Torres Santiago y de la causante María Magdalena Torres Martínez. A su entender, dicha omisión provoca que el instrumento público autorizado por la licenciada Soto Aguilú incumpla con los requisitos dispuestos en la Ley Notarial y en las leyes que inciden en el negocio jurídico celebrado para que este pueda ser presentado y gane acceso a los acervos que custodia el Registro", lee el documento del tribunal.