Supremo dice que Biden no puede obligar a que empleados se vacunen

Al mismo tiempo, el tribunal permitió que la administración proceda con un mandato de vacunación para la mayoría de los trabajadores de la salud

La Corte Suprema ha impedido que la administración de Biden haga cumplir el requisito de que los empleados de las grandes empresas se vacunen contra el COVID-19 o se sometan a pruebas semanales y usen una mascarilla en el trabajo.

Al mismo tiempo, el tribunal permitió que la administración proceda con un mandato de vacunación para la mayoría de los trabajadores de la salud en los EE. UU.

Las órdenes de la corte el jueves se produjeron en medio de un aumento en los casos de coronavirus.

La mayoría conservadora de la corte concluyó que la administración se extralimitó en su autoridad al tratar de imponer la regla de vacuna o prueba de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional en las empresas estadounidenses con al menos 100 empleados. Más de 80 millones de personas se habrían visto afectadas.

“OSHA nunca antes había impuesto tal mandato. El Congreso tampoco. De hecho, aunque el Congreso ha promulgado una legislación significativa que aborda la pandemia de COVID-19, se ha negado a promulgar cualquier medida similar a la que OSHA ha promulgado aquí”, escribieron los conservadores en una opinión sin firmar.

En una opinión disidente, los tres liberales de la corte argumentaron que fue la corte la que se extralimitó al imponer sus juicios sobre expertos en salud.

“Actuando fuera de su competencia y sin base legal, la Corte desplaza los juicios de los funcionarios gubernamentales a los que se les asignó la responsabilidad de responder a las emergencias de salud en el lugar de trabajo”, escribieron los jueces Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor en una disidencia conjunta.

El mandato de vacunación que el tribunal permitirá que se haga cumplir en todo el país cubre prácticamente a todos los trabajadores de la salud del país.

Más de 208 millones de estadounidenses, el 62,7% de la población, están completamente vacunados, y más de un tercio de ellos han recibido vacunas de refuerzo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades federales. Los nueve jueces han recibido vacunas de refuerzo.