Transportistas en pie de guerra contra Uber y Lyft

El sector del transporte en Puerto Rico amenaza con movilizaciones contra la implantación de las compañías de servicio a pasajeros Uber y Lyft, después de que trascendiera que el Gobierno prepara un reglamento que allane el camino para su próxima llegada a la isla.

"Cerca de 100.000 personas, entre trabajadores directos e indirectos, perderán sus empleos si llegan a Puerto Rico esas empresas", advirtió hoy a Efe el presidente de la Federación de Taxistas de Puerto Rico, Juan de León.

ubeeeeeerrrrrrrr-a58774b54760b9a914a4d0b443dff953.jpg

Según adelantó, la primera medida para mostrar su rechazo a Uber y Lyft será la convocatoria de una manifestación la próxima semana en San Juan, aunque matizó que aún no se ha fijado un día concreto.

Los taxistas y en general los trabajadores del sector del transporte rechazan el desembarco en Puerto Rico de Uber y Lyft, compañías que contratan conductores para ofrecer servicios de transporte de alquiler mediante el uso de una aplicación de teléfonos inteligentes, y que reciben una porción de todas las ganancias obtenidas por dichos conductores.

"El problema es que el servicio está ya saturado", aseguró De Léon, para quien el sector del taxi, con 1.500 vehículos operando en el área metropolitana de San Juan y 5.000 en toda la isla, no podrá absorber la llegada de estas compañías multinacionales.

448745uberspotify-fdb9ced038c10b77bc5dcc88845e52f4.jpg

Matizó que la actual normativa exige para quien quiera convertirse en taxista el desembolso de 1.000 dólares para la prueba de conducción que otorga el permiso, a lo que hay que sumar otros 30.000 dólares de compra de la franquicia de un taxi.

Las personas que decidan unirse a Uber y Lyft sólo deberán desembolsar 5.000 dólares para empezar a dar servicio, según dijo.

"El problema, además de la clara diferencia en el desembolso económico, es que actualmente no salen nuevas franquicias para taxis porque el mercado está saturado", apuntó De León, para quien carece de sentido que se sume una nueva oferta de servicio de transporte cuando no hay demanda.

El asunto se aborda en el proyecto del Senado 1209, de la autoría de Antonio Fas Alzamora, rechazado en votación en 2015 y actualmente en la Comisión de Reglas y Calendario del Senado, que podría salir a nueva votación antes del 25 de junio, cuando termina la sesión legislativa antes del receso de verano.

bnlg287nylyftg20151113180343-033be39718e2f2940ad0f954c8b5196c.jpg

El presidente del Sindicato General de Taxistas, Otoniel Adorno, señaló hoy a Efe que si esas empresas comienzan a operar en la isla se producirá el "suicidio colectivo" de un sector que en su opinión ya cuenta con unas tarifas por debajo del nivel de vida de Puerto Rico.

Apuntó que los taxistas tendrá todavía más complicado salir adelante frente a tarifas aún más bajas, cuando ya de por sí la situación es difícil y fuerza a estas personas a trabajar jornadas de hasta catorce horas para salir adelante.

Adorno apuntó además que tiene serias dudas de que el Departamento de Transportación y Obras públicas pueda establecer reglamentación sobre el asunto y que la entidad que en su opinión está facultada para acometer el asunto es la Comisión de Servicio Público de la isla.

El presidente del sindicato de transportistas Unión de Transporte y Ramas Anexas (UTRA), Germán Vazquez, subrayó hoy a Efe que la llegada de Uber y Lyft a la isla no sólo afecta a los taxistas, sino que puede tener un fuerte impacto en el sector al que representa, que incluye a camiones y grúas, entre otros.

3033991posterp1lyftwantsyoutocarpoolwithstrangersfordiscountedfares-5649292566e2be96c72b803a7406f431.jpg

"La llegada de esas empresas provocará la pérdida de miles de empleos. Por ello, la próxima semana mostraremos nuestro rechazo con una marcha", adelantó el líder sindical.

El intento de entrada de Uber y Lift en la isla ya se logró frenar hace cerca de un año, además de por la oposición del sector, por la necesidad de que los conductores de esas empresas tuvieran que acogerse a reglamentación de la Comisión de Servicio Público y la Compañía de Turismo.

La nueva normativa impulsada ahora por Departamento de Transportación y Obras Públicas permitiría a los conductores de esas empresas operar sin pasar por los trámites de la Comisión de Servicio Público y la Compañía de Turismo.

La iniciativa haría posible el trabajo para Uber y Lyft al amparo de la Ley 148 sobre vehículos particulares cuando los conductores presten servicio a empresas de red de transporte a través de una plataforma digital.

A pesar de las protestas del sector, muchos ciudadanos consideran desproporcionados los precios de los taxis en Puerto Rico, donde además el sistema de transporte público es muy limitado.