Transferencias electrónicas ilegales fueron detectadas hace unos años

La administración del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) aseguró hoy que está “en total conocimiento” de la investigación que realiza el Departamento de Justica en torno a las transferencias electrónicas ilegales, que dieron paso esta mañana al allanamiento de una residencia en Canóvanas.

Según confirmó el rector Carlos Severino Valdez, las irregularidades en las transferencias electrónicas en las que se inscribe ese caso fueron detectadas hace unos años por el sistema de seguridad fiscal del Recinto y, de inmediato, se procedió a una investigación interna al tiempo que se notificó a las demás entidades concernidas.

"La agenda administrativa del recinto abarca revisiones y auditorías de todos los procesos. El resultado de las intervenciones ha derivado en referidos a las agencias pertinentes para que se proceda con la investigación requerida, a la vez que se toman medidas internas", aseguró Severino Valdez.