Trabajadores de comida rápida ganarán 15 dólares la hora en Nueva York

Unos 200.000 trabajadores de restaurantes de comida rápida en Nueva York se beneficiarán con el incremento en su salario mínimo, que el Departamento del Trabajo aprobó sea de 15 dólares la hora para todo el estado.

El gobernador Andrew Cuomo y el vicepresidente Joe Biden hicieron hoy el anuncio que muchos esperaban en esta ciudad, donde comenzó hace tres años la lucha por los 15 dólares la hora de salario mínimo, que se ha extendido a todo el país.

"El salario mínimo actual hace imposible que mucha gente tenga una vida digna y es tiempo de cambiar eso", señaló el gobernador ante un grupo de trabajadores, que irrumpieron en gritos de júbilo ante la noticia, y de líderes sindicales que organizaron la lucha por el alza de salario, que será por etapas.

El salario que devengan los trabajadores es el mínimo en el estado de 8,75 dólares la hora, que aumentará a 15 dólares en un periodo de tres años en la ciudad y en seis años para el resto del estado.

El anuncio surge luego de que el Departamento del Trabajo acogiera la propuesta de una junta nombrada por el gobernador Cuomo, que recomendó el aumento el pasado julio, un incremento en más de un 70 %, tras un proceso de audiencias públicas en que escucharon cómo los trabajadores han tenido que depender de la asistencia social para poder alimentar a sus familias.

Los trabajadores de la industria de restaurantes de comida rápida en la ciudad serán los primeros en el país en tener ese salario, que comenzarían a devengar en su totalidad a partir del 2018 y para el 2021 en el resto del estado.

Otros trabajadores en el país comenzarán a devengar ese salario mínimo en un periodo de cuatro años a partir de julio de 2016.

El vicepresidente Biden destacó por su parte que el alza en Nueva York hará que muchos gobernadores miren hacia este estado, porque está "liderando el camino".

"Cuando nos declaramos en huelga por primera vez (para exigir el aumento a 15 dólares), nadie nos daba una oportunidad de ganar. Pero, nos mantuvimos unidos y hasta fuimos arrestados", dijo por su parte Alvin Major, trabajador de un KFC en Brooklyn.

"Nuestras voces fueron escuchadas y trabajadores de todo el país se unieron en lo que se convirtió en un movimiento imparable que está cambiando vidas y cambiando al país", agregó.

El gobernador anunció además junto a Biden que iniciará una campaña amplia para lograr que la legislatura estatal apruebe un salario mínimo de 15 dólares la hora para todos los trabajadores de Nueva York.