Tortugón padrote procreó más de 1,000 crías y rescató su especie

Diego fue retirado de su estilo de vida playboy en el zoológico de San Diego, regresando en marzo próximo a la naturaleza, en la región de Española, parte de las Islas Galápagos.

Lo curioso es que cuando Diego fue salvado de la extinción, solo había dos machos y 12 hembras de su especie vivos en la isla. Ahora, gracias a su trabajo hay más de 1.000 especímenes. - Archivo

Una tortuga tuvo hasta hace poco una vida sexual bastante desenfrenada, como la de un “playboy” y para una noble causa. ¿Quién fue el candidato y por qué lo hizo?, nada menos que Diego,  un súpermacho de la especie Chelonoidis hoodensis y que logró tener unas 1.000 crías para salvar a su especie de la extinción total.

Ahora, Diego fue retirado de su estilo de vida playboy en el zoológico de San Diego, regresando en marzo próximo a la naturaleza, en la región de Española, parte de las Islas Galápagos, con su misión cumplida.

Lo curioso es que cuando Diego fue salvado de la extinción, solo había dos machos y 12 hembras de su especie vivos en la isla. Ahora, gracias a su trabajo hay más de 1,000 especímenes.

Diego es padre del 40% de la especie

Al cierre del programa, se conoció que Diego es el padre de al menos el 40% de las crías que actualmente (más de 2.000) están en la isla Española, de donde es originario.

Junto al centenario Diego, que fue repatriado en 1976 desde un zoológico estadounidense, volverán a Española en marzo 12 hembras y dos machos.

Desde entonces la población de esta especie de tortuga ha aumentado hasta alcanzar unos 2.000 ejemplares, informó el Parque Nacional Galápagos (PNG) en un comunicado.

“Se han devuelto cerca 1.000 tortuguitas a Española y ahora contando con reproducción natural tenemos aproximadamente unas 2.000 tortugas”, dijo a la AFP Jorge Carrión, director del parque.

Esto demuestra que “son capaces de crecer, son capaces de reproducirse, son capaces de desarrollar su vida natural”, agregó.

 

Tortuga Diego extinción

 

Un feliz retorno a Galápagos

Esta tortuga es la antítesis de George, el último ejemplar de la especie Chelonoidis abigdoni que murió en 2012 tras negarse a aparearse en cautiverio.

Carrión estimó que los animales “no van a tener ningún tipo de impacto al momento de retornar” a Española, pues en el Parque están “en las condiciones más naturales posibles, la alimentación no es exagerada, es limitada justamente tratando de imitar las condiciones” de su hábitat.

El PNG aseguró que mantendrá el programa de reproducción en cautiverio para otras cuatro especies de las islas Floreana, San Cristóbal e Isabela, que son parte del archipiélago ubicado a 1.000 Km de la costa ecuatoriana y considerado Patrimonio Natural de la Humanidad por su flora y fauna únicas.