Extraña ruta de beca presidencial para sobrina de Jorge Sánchez

El rector de Rio Piedras Carlos Severino, explicó ante el Senado Estudiantil de esa unidad académica, que no había recomendado la concesión, ni identificado el área de Urbanismo como una de importancia para el Recinto como parte del proceso de Beca Presidencial.

En documentos presentados y discutidos por el profesor, a los que ElCalce.Com tuvo acceso, se revela un tracto bastante inusual en términos de la concesión de la beca a la arquitecta Mónica Sánchez Sepúlveda, sobrina de Jorge Sánchez presidente de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico.
En las comunicaciones que remite a la Presidencia sobre la beca de Sánchez, el rector, contrario a las recomendaciones que emitiera en los casos de Carlos Pagán y Arturo Ríos, simplemente lo que hace es acusar como recibido la carta de petición que había enviado la arquitecta a su oficina. Esto ocurrió el 12 de junio, antes de que se abriera oficialmente la convocatoria para el programa. En dicha carta, Severino no identificó el área de estudio seleccionada por Sánchez como una de interés prioritario del Recinto, ni recomendó que le fuera concedida la Beca Presidencial pero si mencionó que la solicitante tenía los requisitos para ser considerada.
No obstante, dos correos electrónicos, enviados el 19 de junio de 2015 y luego el 21 de julio de 2015 por la vicepresidenta asociada de Asuntos Académicos, la Dra. Luz A. Muñiz Santiago, le solicitaban Severino Váldez que fuese más específico en la recomendación (sobre la Arq. Sánchez) por dos razones fundamentales; que la arquitecta no era empleada de la institución y que el área para la que Sánchez pidió asistencia económica no estaba contemplada en las prioridades establecidas por el Recinto de Rio Piedras.
La funcionaria fue enfática y adujo que estos dos hechos eran necesarios, pues el Presidente había comunicado a los Rectores que debido a la situación fiscal del País que afecta los fondos que recibe la Universidad, las becas presidenciales se iban a otorgar en las áreas de prioridad previamente certificadas.
Ambos correos, según consta en los documentos provistos por la Rectoría, no fueron respondidos por el Rector Severino.
Severino explicó a los estudiantes miembros del Consejo General del Recinto, que este se vino a enterar por la prensa de que el Presidente Uroyóan Walker había concedido la beca a la arquitecta Sánchez para que cursara su doctorado en Urbanismo. La propia oficina del Rector aseveró que en los archivos no obra copia de la carta en virtud de la cual se le informó a la Arq. Sánchez que le había sido otorgada la Beca Presidencial.
 

screenshot20160226at51619am-e32db855ac1e10227f77c8c1b4b045c1.jpg
Como publicara ElCalce.com, originalmente el Comité que evaluó a los candidatos de las becas presidenciales inicialmente no había recomendado al Presidente Walker que otorgara la beca a Sánchez porque el área de estudio no era una de las prioridades del Recinto. No obstante, en la reunión de la Junta de Gobierno, el presidente señaló que el recomendó la beca presidencial a Sánchez porque el Decano de la Escuela de Arquitectura, Francisco Rodríguez Suárez había apoyado y cabildeado a favor de la candidata.
El rector Severino argumentó en una reunión extraordinaria del Senado Académico que tenía dudas sobre la otorgación de la beca a la Arquitecta Sánchez por su parentesco con el presidente de la Junta de Gobierno, Jorge Sánchez.
No obstante, a diferencia del caso de Sánchez, el rector Severino si recomendó las becas de Carlos Andrés Pagán y Arturo Ríos porque existían peticiones específicas de funcionarios del Recinto justificando la necesidad de los aspirantes para fortalecer programas de esa unidad académica.