El territorio incorporado “es la colonia agrandada”

Así señaló el grupo Junte de Mujeres M-18

Integrantes del Junte de Mujeres M-18 rechazaron el jueves cualquier intento de convertir a Puerto Rico en un territorio incorporado de Estados Unidos.

“Es la colonia agrandada”, dijo en declaraciones escritas, Wilda Rodríguez, portavoz de la agrupación.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares se expresó el martes a favor de la propuesta. Legisladores estatales del estado de Washington aprobaron una resolución para que antes de que se le otorgue la estadidad a Puerto Rico, sea un territorio incorporado.

La petición coincide con una carta del abogado Gregorio Igartúa y el alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez al presidente de los Estados Unidos, Donald John Trump para que respalde la incorporación de Puerto Rico como territorio. Asimismo, existe un proyecto de ley de la comisionada residente, Jenniffer González a estos efectos.

Alegaron que “la comisionada residente, Jenniffer González pretende colocar a Puerto Rico un limbo jurídico en el que la colonia pasa a pagar contribuciones federales sin garantía alguna de que se resuelva su status político”.

m11

Las integrantes del Junte M-18 agregaron que se trata de colocar a Puerto Rico a la altura de las 13 colonias de los años 1700 y el ‘taxation without representation’ que provocó la revolución norteamericana, con la diferencia de que, “mientras los norteamericanos se rebelaron contra esa infamia, es el gobierno colonial de Puerto Rico quien la reclama”.

“Los padres fundadores de la nación estadounidense sentirían vergüenza ajena ante la actitud servil del gobierno colonial de Puerto Rico”, sostuvo Rodríguez.

Asimismo, alegaron que la posición asumida por González “es la admisión de su fracaso para adelantar un proyecto de estadidad para Puerto Rico que ha sido ignorado una y otra vez por el Congreso”.

“En su defecto, la comisionada pretende entregar la poca dignidad que le queda a la colonia invitando a Estados Unidos a que nos cobre contribuciones federales sin garantía alguna. Ella bien sabe que un Congreso no obliga a uno próximo y que Puerto Rico puede permanecer indefinidamente como territorio incorporado pagando contribuciones federales, algo sobre lo que los puertorriqueños ni siquiera se han expresado”, agregaron.

Añadieron que la imposición de un coloniaje mayor como territorio incorporado viola el derecho de Puerto Rico a su libre determinación como lo estipula el derecho internacional.