Tensión, tiros y muerte en frontera entre México y Guatemala

El joven guatemalteco presuntamente sacó un arma para atacar a los soldados, que fue cuando ellos respondieron y lo mataron

Los retenes en la zona son comunes, pues presuntamente se trafican varios productos por ahí

Un joven guatemalteco murió en un retén del Ejército que se había establecido a pocos metros de la línea divisoria de México con Guatemala, en el municipio de Mazapa de Madero, informaron fuentes oficiales.

Los hechos ocurrieron en la tarde de este lunes cuando los soldados de la VII Región Militar mantenían un retén en el punto conocido como Bacatum, en la Sierra Madre de Chiapas, uno de los múltiples pasos fronterizos clandestinos que comparten México y Guatemala.

Cuando los elementos del Ejército marcaron el alto al conductor de una camioneta Mitsubishi con placas de Guatemala, el copiloto de la unidad, Ervin Mazariegos Pérez, del municipio de Tacaná, habría sacado un arma de fuego para tratar de atacar a los soldados.

Fue entonces que los militares accionaron sus armas y fue cuando cayó sin vida el joven guatemalteco. Inmediatamente los habitantes de Bacatum detuvieron a los soldados que mantenían el retén y más tarde se sumaron guatemaltecos de La Esperanza y otras comunidades cercanas.

Los soldados fueron llevados a territorio guatemalteco, pero los habitantes o familiares de la víctima no han dicho si quieren alguna indemnización o hacer justicia por propia mano.

Al lugar han llegado peritos y agentes de la Fiscalía de Distrito Sierra Fronterizo para realizar las diligencias como parte de la carpeta de investigación que se abrió.

También han llegado operadores de la Secretaría de Gobierno para tratar de rescatar a los soldados que están en territorio guatemalteco.

El paso clandestino de Bacantum-La Esperanza es usado para el tráfico de gasolina, azúcar, café, mercancías, divisas y otros productos.