Taller Salud: "Hemos sido escuchadas" y toca ahora "monitorear su ejecución"

Taller Salud, una de las organizaciones que se mantuvo a la vanguardia de la lucha en contra de la violencia de género, se mantiene atenta a los parametros de la Declaración de Estado de Emergencia.

Durante más de dos años Taller Salud ha alertado, recomendado y exigido al Gobierno de Puerto Rico una Declaración de Estado de Emergencia por la Violencia de Género. Ayer, vieron el fruto de tantas jornadas organizativas y frentes para atacar de raíz el problema que tanto afecta a las niñas, jóvenes y mujeres de nuestro país, lo que constituye una victoria del sector feminista y las entidades proveedoras de servicio para todas las personas en Puerto Rico que merecen salud, paz y desarrollo.

“Este este primer paso es uno vital: Es el reconocimiento por parte del Gobierno de que la violencia de género sí es un mal que nos afecta y que trastoca a tantas en nuestro país'', comentó Tania Rosario Méndez, Directora Ejecutiva de Taller Salud.

“Las organizaciones proveedoras de servicio llevamos estos pasados dos años redactando recomendaciones y planes de acción para las agencias de gobierno que atienden a las mujeres afectadas por violencias”, agregaron.

Varias organizaciones proveedoras de servicio, incluida Taller Salud, participaron de reuniones junto al Gobernador Pierluisi Urrutia para discutir propuestas según nuestras experiencias y autoridad. Luego de analizar el documento a capacidad junto a nuestro equipo de Análisis de Política Pública, nos mostramos muy esperanzadas ante la Orden Ejecutiva emitida el domingo, 24 de enero 2021.

taller salud

“La Orden [Ejecutiva] contiene algunas recomendaciones específicas que nos demuestran que las organizaciones hemos sido escuchadas, nos corresponde ahora monitorear su ejecución”, comentó Lourdes Inoa Monegro, Gerente de la Iniciativa de Mujeres y Salud en Taller Salud.

Portavoces de Taller Salud indicaron que se mantienen atentas a los próximos pasos y el establecimiento del Comité PARE, encabezado por el Departamento de Familia. Reclamos puntuales y específicos como estructura para el manejo de los SAFE Kits, tecnología y la implementación de mecanismos efectivos de denuncias para las mujeres afectadas por violencias están entre las exigencias más contundentes de la institución, indicaron.

“Aún queda un largo camino por recorrer: no dejaremos atrás la educación con perspectiva de género, la protección a las mujeres trans y la fiscalización de las acciones de la policía y sus procesos de investigación. Seguiremos activas para asegurar la implementación de esta medida”, señalaron en declaraciones escritas.

“Indiscutiblemente, esta no es únicamente una victoria para el sector feminista del país. Esto es una victoria para todas, en miras de un país donde podamos vivir en paz, ser libres y saludables”, puntualizó Rosario