Talibanes no dejaron entrar a una periodista a un canal de televisión

"Vete a tu casa", le dijeron

Una periodista que trabaja en un canal de televisión denunció que los talibanes no le permitieron ingresar a realizar su trabajo como presentadora, pese a su discurso de respetarlas.

Shabnam Dawran contó lo que pasó cuando llegó a la sede de la Radio y Televisión Nacional Afgana (RTA).

A pesar de usar un hijab y portar correctamente mi identificación, los talibanes me dijeron ‘el régimen cambió, vete a tu casa’”, contó

Días después de tomar el control de la nación luego de una ofensiva implacable, el Talibán trató de mostrar una postura más moderada, prometiendo respetar los derechos de las mujeres e invitándolas a unirse al gobierno. Algunas afganas, que desconfían profundamente de los milicianos islámicos, trataron cuidadosamente de poner a prueba sus límites.

Pero en gran parte del país, muchas permanecían en sus hogares, demasiado asustadas para salir a un nuevo mundo en el que un grupo extremista que alguna vez apedreó mujeres y restringió cada uno de sus movimientos está nuevamente en el poder. La afabilidad mostrada por el grupo se contraponía a los reportes que había en las calles de que hacía visitas casa por casa en busca de periodistas, personas que trabajaban para la oposición y otros objetivos.

ap21229739727473-ca16fa96aa21f473961b103543b97f82.jpg
En esta fotografía del 13 de agosto de 2021, una profesora desplazada (izquierda), quien porta una burka y se identificó con su nombre Nilofar, habla con The Associated Press durante una entrevista en el interior de su tienda de campaña en un parque público de Kabul, Afganistán. (AP Foto/Rahmat Gul, Archivo)

Enamullah Samangani, miembro de la comisión cultural del Talibán, dijo que el grupo estaba dispuesto a “darles a las mujeres un entorno para trabajar y estudiar, y la presencia de mujeres en distintas estructuras” del gobierno. Otro miembro del grupo prometió respetar los derechos de las mujeres “de conformidad con la ley islámica”. El Talibán interpreta de manera estricta las escrituras islámicas.

“No le creo al Talibán”, señaló una importante locutora de televisión de Kabul, quien dijo que el martes permanecía escondida en la casa de un familiar.

Comentó que tenía demasiado miedo de regresar a casa y mucho más para ir al trabajo luego de que se dieron a conocer reportes de que el Talibán tenía una lista de periodistas y había acudido a las viviendas de algunos de ellos después de capturar Kabul el domingo.