Sobreviviente de violencia doméstica con las manos atadas ante amenazas de muerte

Aun con una orden de protección, una mujer amenazada de muerte se esconde de su agresor, a quien no se le encontró causa por violar esa orden.

 

En un solo día, Carla —nombre ficticio para proteger su identidad—recibió numerosos mensajes de su expareja. Estos iban desde amenazarla que la mataría y que le “borraría la cara”, que quemaría su carro o que le haría daño a su hija de nueve años.

Aún con una orden de protección que había obtenido de un tribunal en el municipio de Aguadilla, Carla seguía recibiendo mensajes que la obligaron hasta a abandonar su hogar. Ante este patrón de amenazas, repetidos mensajes de textos y llamadas, volvió a la Policía y a los tribunales para pedir mayor protección de su expareja. En esta ocasión, el pasado martes, un Tribunal en Aguadilla le encontró causa para arresto contra el hombre por cargos criminales de amenaza, según confirmó Damarisse Martínez, portavoz del Departamento de Justicia (DJ).

mssg

Sin embargo, de acuerdo con la portavoz del DJ, el juez Orlando Avilés no le encontró causa por violentar la orden de protección ya que los mensajes enviados a Carla se originaron de un teléfono celular prepagado.

El tribunal también le impuso una fianza de $10,000 al sujeto y este pudo prestar una porción de dicha cantidad para salir en libertad. El individuo deberá enfrentar una vista preliminar a mediados de julio.

Mientras tanto, Carla sigue a merced de una orden de protección y moviéndose por distintos lugares para eludir a su expareja. “Esto es un infierno”, nos contó Carla. “No quiero ser Katherine [Ruiz], o una Keishla [Rodríguez]. No quiero ser una más”, añadió en alusión a dos víctimas de violencia de género en la isla.

El relato de Carla también fue presentado por el periodista-ciudadano conocido como el ‘León Fiscalizador’, en el que mostró numerosos mensajes de texto de la expareja de la víctima detallando las amenazas de muerte y de provocarle daño a su hija.

mssg

En medio del proceso judicial, Carla continúa trasladándose de punto a punto para evitar la presencia de su expareja. Y, en este punto, insistió en que vela por el bienestar de su hija, quien está bajo el cuidado de otras personas. “Me quedo cada vez más y más sola”, dijo.

Agresores adoptan nuevo patrón para esquivar la justicia

Madeline Bermúdez, subprocuradora de la Oficina de la Procuradora de la Mujer (OPM), aseguró a este medio que la agencia ha identificado que en los últimos años muchos agresores recurren a teléfonos celulares prepagados y aplicaciones digitales para esquivar a las autoridades. El fin último, según comentó la funcionaria, es que un tribunal no determine que han violentado una orden de protección impuesta.

“Sí, es una nueva modalidad y lo estamos viendo más aún en los últimos años, que lo hemos visto más común porque en la medida en que el agresor va a aprendiendo sobre los casos que se van señalando… Y este ha sido el modus operandi en el que usan aplicaciones para llamar, hostigar y enviar mensajes”, dijo Bermúdez.

msg

La funcionaria también solicitó a los jueces, fiscales y policías a no minimizar los reclamos de las víctimas a pesar de que expongan como evidencia que el agresor la contactó mediante un teléfono celular prepagado o por medio de aplicaciones digitales. “En ocasiones ese mensaje de texto puede tener un lenguaje que claramente puede identificar al agresor”, señaló, quien indicó que se comunicaron con la Policía en Aguadilla para indagar sobre el estatus del caso judicial que impulsó la sobreviviente .

Bermúdez también exhortó a otras víctimas a que llamen a la OPM para buscar protección de sus agresores mientras se dilucidan procesos judiciales. Al momento de la entrevista con Bermúdez, la funcionaria indicó que no habían podido comunicarse con la sobreviviente para ofrecerle otros mecanismos de protección como albergues.

Si necesitas orientación para salir de una relación violenta o conoces a una persona que podría necesitarla, busca un lugar seguro y llama a la línea de ayuda 24/7:  787-489-0022 o 787-704-2222 (Proyecto Matria). Más contactos aquí: Directorio de servicios a Sobrevivientes de violencia doméstica y agresión sexual.