Sin plan la UPR para corregir fallas en edificios ante futuros sismos

La cosa no pinta bien ante tanta incertidumbre.

(Cortesía: CPIPR) - (Cortesía: CPIPR)

A pesar de que la administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) ha recibido señalamientos para evitar daños estructurales en sus recintos en caso de terremotos, el presidente de la institución Jorge Haddock no tiene un plan ni un estimado de costos para corregir las fallas, que por falta de mantenimiento y vicios de construcción, hacen vulnerables algunos edificios ante posibles sismos.

Un grupo de ingenieros estructurales — que inspeccionó los 11 recintos de la universidad en enero de este año — dio el visto bueno al uso de la mayor parte de sus instalaciones, pero identificó al menos 92 fallas preexistentes, algunas que datan de inspecciones hechas en 2017. Hasta el 11 de febrero, la UPR solo había resuelto cinco señalamientos identificados, seis estaban en proceso de reparación y había mitigado a medias 12 de los desperfectos reportados, según una lista enviada por la administración universitaria al Centro de Periodismo Investigativo (CPI). Del resto, en 37 ya se definió lo que se hará y están por atenderse y 17 no se han atendido. La lista enviada al CPI por la UPR dejó fuera 15 señalamientos hechos por los ingenieros que se desconoce si serán atendidos.

Las anotaciones de los ingenieros fueron recogidas en el Informe de las Evaluaciones Estructurales de las Unidades del Sistema de la Universidad de Puerto Rico, preparado por la Oficina de Desarrollo Físico e Infraestructura de Administración Central el 15 de enero de 2020.

Un mes después de que se entregara este informe, el presidente de la institución reconoció al CPI que la UPR no cuenta con un plan detallado para atender todos esos señalamientos. Aceptó que tampoco se ha elaborado un estimado de los costos que se requerirían para afrontar todas esas mejoras.

Despachó el tema al indicar que se trata de recomendaciones que no limitan el acceso a las instalaciones.

“Los ingenieros recomiendan que esto [las fallas preexistentes] se rectifique, pero esto no compromete la estabilidad de los edificios en los sismos. Esto no compromete la seguridad del edificio, si no, no hubiéramos abierto”, dijo Haddock.

Los recintos actualmente trabajan en sus respectivos planes para atender los daños preexistentes, aclaró Jennifer Lugo, coordinadora de proyectos de la Oficina de Desarrollo Físico de Administración Central. “Incluso, algunos [recintos] venían trabajando algunas de estas fallas como parte de [las] mejoras permanentes”, añadió sin especificar cuáles recintos y qué fallas se habían atendido. No obstante, la funcionaria también reconoció que estos planes aún están en proceso y que en Administración Central no existe un documento que trace la ruta de acción para atender todos los señalamientos. Tras hablar con varios funcionarios, queda la impresión de que se están atendiendo las cosas “día a día”, pero no hay un plan establecido para todo el sistema UPR.

La coordinadora de proyectos de la Oficina de Desarrollo Físico de Administración Central dijo que algunas de las fallas identificadas por los ingenieros luego de los sismos corresponden a daños ocurridos tras el huracán María.

Accede el resto de esta historia del Centro de Periodismo Investigativo aquí: https://bit.ly/2TexcW1 .