Sin fin la lucha por la igualdad para las mujeres en distintas áreas del deporte

Ya sea en el campo de juego o en la transmisión deportiva, la mujer sigue luchando por su espacio en un mundo dominado por el hombre.

 

Hace un siglo el rol de la mujer se limitaba en muchos casos a ser ama de casa, pero la lucha a través de los años por un trato equitativo ha rendido frutos, como se vio con el derecho al voto y el acceso a la educación. De más está decir que aún existen barreras por derrumbar en distintos campos y en el deporte no es la excepción.

Para orgullo del pueblo puertorriqueño, hay gestas deportivas que muestran en concreto el avance de las mujeres al derrumbar algunas de estas barreras. Basta con mirar ejemplos recientes como los de la nueve veces campeona mundial de boxeo, Amanda Serrano, o la histórica clasificación olímpica del equipo nacional femenino de baloncesto o a Mónica Puig, que el 13 de agosto de 2016 paralizó el país y conquistó el oro olímpico.

monica puig

A pesar de estos los logros en el deporte puertorriqueño, aún la figura de la mujer en el deporte es señalada y cuestionada. Según expone Delia Lizardi Ortiz en el libro Imagen de la Mujer Deportista Puertorriqueña, las ejecutorias de las mujeres muchas veces son invisibilizadas.

“Las referencias sexistas es otro aspecto que prevalece en los estereotipos de la prensa”, plantea Lizardi Ortiz en su libro. La autora añade que “la vida personal, doméstica y familiar de las atletas es otro de los estereotipos que los medios exponen de ellas”.

Esto no es casualidad, a la vez que un estudio realizado por el Women’s Media Center en el 2019, las mujeres que ejercen el periodismo deportivo en Estados Unidos son un 10% versus su contraparte masculina que acapara el 90%, lo que aporta a la desigualdad en la cobertura.

Según relata la periodista y exjugadora de voleibol, Ivonne Solla Cabrera, uno de los retos que enfrentan las mujeres en el periodismo deportivo en Puerto Rico es el “sube y baja” de mujeres que ejercen el periodismo deportivo en Puerto Rico, una inconsistencia producto muchas veces de tener encima una lupa de parte de sus colegas varones.

Previo a ser la mujer ancla de Telemundo, Solla Cabrera ejerció el periodismo deportivo a mediados de la década de los setenta. En aquel entonces había un nutrido grupo de mujeres en el periodismo deportivo, pero según Solla, durante algunos periodos hay “sequía”.

“Siempre que la mujer cubre deportes surge el cuestionamiento de su conocimiento. Muchas veces se ignora el conocimiento técnico táctico que pueda tener una mujer que haya practicado deportes o se haya criado familiarizada con el deporte”, expresó Ivonne Solla.

A pesar de que han transcurrido treinta años desde que Solla no ejerce el periodismo deportivo, sus expresiones coinciden con las de la analista y exjugadora de baloncesto Natalia Meléndez.

natalia melendez

 

“(Sus conocimientos deportivos son cuestionados) todo el tiempo. No me ayuda mucho que mi esposo (Alex Galindo) fue atleta de alto rendimiento y la gente piensa que él me dice lo que hablo. Me lo dicen abiertamente. Mi conocimiento se pone en entredicho constantemente”, dijo la exjugadora de baloncesto.

A pesar de los avances, Meléndez y Solla afirman que aún resta mucho trabajo por realizar, ya que los cuestionamientos a las mujeres que ejercen el periodismo deportivo son un reflejo de la sociedad. Coincidieron en que la clave para erradicar la desigualdad hacia la mujer es la educación.

“A todas estas compañeras periodistas en el deporte, mi agradecimiento a las que llegaron antes, mis respetos a las que están todavía y que no se dejen amedrentar y cada periodista joven que aspire a cubrir deportes que no se sienta intimidada y simplemente salga a conquistar el mundo”, exhortó Solla.