Si quieres que el País cambie, no rajes la papeleta a lo loco

Estamos a dos semanas de las elecciones y los candidatos están tan desesperados que hasta se ofrecen a lavarte el carro pa’ que le des el voto.

He votado en tres elecciones, pero tengo en el recuerdo unas cuantas más. Vi a Pedro Rosselló joggear con los pantalones putin seduciendo todo a su paso con sus muslos, también vi a Sila con su blusa amarilla hecha de conejos rubios y su pelo &#39set’ 24-7 disimulando su changuería, porque los electores “se identifican” un montón con la gente de la alta alcurnia y con un linaje bien blanco, pero que tengan “chispas de humildad”.  Vi a Aníbal reclamar una victoria alzando sus brazos de la manera más blandengue y pusilánime, como aquel que ni siquiera está seguro si ganó; y pude ver a Fortuño besando las cholas de doñas en Loíza porque nada dice “empatía” como ir a sectores marginados, comerse un cantito de alcapurria y tirarse una foto dando tu más hipócrita sonrisa. He visto políticos menear las caderas en un violento merengue, haciendo el “Harlem shake” o cualquier estupidez de moda y domando “La batidora” hasta que el fundillo roza el piso; y al pueblo le encantan los personajes, como si en la psiquis ya estamos predeterminados para escoger payasos que nos gobiernen.

giphy57-4fe2f2132dfced623c5ec33859c93d9b.gif

Yo escuché tantas promesas, nos dijeron tantas mentiras, el Estado cada vez se hizo más inservible, y ahora con la cara más fresca nos dicen que “ellos saben cómo sacar del hoyo al País”. Yo, a diferencia de Calle 13, ni perdono ni mucho menos olvido.

Estas elecciones han sido atípicas, no porque los políticos hayan mejorado su estrategia, sino que con tanto elector insatisfecho, una Junta de Control encima con la tijera ready y una economía que no dá para mucho, estos pichones han tenido que usar diferentes medios, algunos cada vez más bajos. Por primera vez vemos a las esposas de los candidatos del PNP y PPD tan metidas en la campaña, al punto que ya uno no sabe si hay alguna “papeleta familiar” en el que también se puede votar por la primera dama. Los candidatos siguen vendiendo la imagen del “perfect family”, como si nosotros nos comiéramos ese cuento de que en sus hogares todo es felicidad, o como si en algo ayudara a la Isla el que los candidatos tengan una familia hermosa.

A mí no me importa si fulano es un amante esposo que le hace el amor a su señora cada noche, o si es el dulce papá que monta Legos con su cría; Puerto Rico necesita una persona que venga con propuestas serias, que tenga la valentía de ejecutar y que no se deje mangonear de los Anaudi de la vida, no pichones con el &#39family portrait’ bello, pero con ideas ambiguas y el resumé vacío. ¿Cuántas veces en una entrevista de trabajo te dicen que saques tu foto familiar para darte el empleo? ¿Y por qué entonces nosotros nos dejamos que nos manipulen con una imagen? Ven acá, ¿esta gente piensa que nosotros somos estúpidos?

img2591730x487-67adf1a6a31ebc30bbbb412a49c43b5e.jpg

cxbjs6musaaqqok500x433-aac39df7d90966776a96b7dcdc654174.jpg

Y como no sabían qué más hacer, ahora también nos metieron a sus hijos para que nos digan por quién tenemos que votar, como si esa decisión fuera algo que se toma por “cuteness” o fuera cómo escoger crayolas para colorear un libro de pintar. Por años han metido a Dios en la decisión electoral, y como saben que el nombre de esa figura divina ha sido más prostituido que el mayoketchup, recurren a poner una cara inocente y unas líneas memorizadas para apelar sentimientos.  Ya ni siquiera se toman la molestia de explicar su plan, sino que nos mandan a un niño de 5 años a decirnos cómo debemos votar. Así de subestimados nos tienen esta gente, porque según ellos el boricua tiene mucho corazón, pero carece de sentido común.

Entonces uno se pregunta por qué siguen los fanáticos detrás de los partidos que tanto han chavao al País, por qué siguen votando por el fulano más lindo, y por qué no  leen las propuestas de cada candidato antes de rajar la papeleta. Gente, el gobierno es SUYO. Aquí la gente no se ha enterado que esa decisión de votar a lo loco es lo que le ha hecho un roto al Puerto Rico que tanto dicen amar. Hemos trepa’o locos a dirigir, y todavía no tomamos responsabilidad de nuestros actos.

maxresdefault1-11387466dd1703c388027ba7867c79b8.jpg

Hemos votado por zutano “porque es chévere”, sin darse cuenta que con ese voto estúpido están ayudando a embrear el camino al infierno. Aquí hay gente que vende su voto por un puesto cobrando el mínimo en una alcaldía, por una nevera, por un saludo o votan popular para evitar que gane el penepé… y viceversa. Aquí el voto informado y con conciencia no existe, porque la pasión y el miedo nos abrazan en la urna, y al momento de ejecutar preferimos repetir errores antes que hacer algo diferente.

Ya vemos como los partidos tradicionales están haciendo campaña en contra de los candidatos independientes, porque están raspando el pegao y ya saben que cada voto es importante. Con todo el descaro del mundo dicen que “solo los partidos pueden lograr cosas”… ujum, como todas las cosas buenas que han logrado, y es por eso que tenemos una Junta y tenemos endeudados hasta a nuestros biznietos. Ya cayó el mito de que “somos la nena linda de Estados Unidos”, y que no somos un Estado Libre y Asociado, sino una simple colonia gringa. Somos la isla que no quiere soltar la teta del norte y mandarse solita; somos ese chamaco con 35 años que quiere seguir viviendo con los papás. Nos seguimos comportando como un País inmaduro que no quiere aceptar su realidad.

nintchdbpict000266978323-70c3f8f8a50ff46ac116f06ba7b959f3.jpg

Bróder, ya explotó la burbuja, y si tú dejas que los cánticos de sirena te endulcen el oído, usted es igual de irresponsable que los fotutos que se venden por tres pesetas. Ya nos dimos cuenta que los colores no sirven, y que es momento de tomar decisiones sin fanatismo, y que aunque nos duelan, tenemos que tomarlas porque nadie va a venir a salvarnos. Estamos solitos en nuestro lío, pero mientras el miedo siga siendo nuestro motor, estaremos &#39estoquiaos’ y no vamos a salir del hoyo.

Gente, sacudan todo eso que los aterra.

Estas elecciones no dejen que doña Chela decida por ti, ni que los analistas a sueldo usen sus tácticas del miedo para desvirtuar la realidad.

Tú que te has faja’o por lo tuyo  y ahora estás viviendo de cheque a cheque, ¿tú realmente crees que esta isla no da pa’ más? Tú tienes una oportunidad de cambiar lo que no te gusta, pero si no ejerces tu derecho al voto creyendo que “todo está perdido”, entonces estás rendido con la Patria y eso sí es quitarse.

Estas elecciones he visto las mismas cosas que he observado desde niño en los políticos, ahora lo único que me da esperanza es que los electores hayan aprendido a no olvidar ni mucho menos a perdonar.