Sexto juego: escenario favorable para Boston

Si bien el desenlace final de la NBA era bastante predecible desde el día uno, no se pueden pasar por alto los detalles que surgen en el proceso. En el caso de la lucha por el boleto finalista en la Conferencia del Este, entre los Cavaliers de Cleveland y los Celtics de Boston, hay mucha tela para cortar.

Esta noche ambos quintetos se medirán por sexta ocasión en la postemporada y, como usted debe saber, una victoria de los de Massachussets pudiera significar el cierre de la serie. Y ante la ventaja (3-2) que buscarán definir los Celtics cuando se lancen al tabloncillo en Ohio, LeBron James y sus Cavaliers tendrán la misión de revertir el récord histórico de un escenario de esta naturaleza.

img3880-88d0e37c76d11da5ac38120f6d986a79.jpg
Bajo el actual formato de postemporada, implantado en la campaña de 1983-84, 32 series de finales de conferencia se han empatado a dos y en 28 de esas ocasiones el ganador del quinto partido ha pasado a disputar el título de la liga. En esa línea, la bola está en la cancha de Boston.

Los Celtics llegan a Cleveland tras sumar su décima victoria consecutiva como locales en lo que va de playoffs. Y sepa usted una cosa, por más liviano que pueda sonar ese hecho en el contexto de un sexto partido en Cleveland, cinco de los seis equipos que lograron esa gesta en la historia de la NBA terminaron coronándose campeones de la principal liga de baloncesto del mundo. Esos equipos son: los Trail Blazers, los Celtics de 1986, los Lakers de 1987, los Pistons de 1990 y los Bulls de 1996.

Entre el poder ofensivo de Boston se destaca la figura del novato Jayson Tatum, quien hasta hoy acumula 312 puntos esta postemporada. Dicha suma es la cuarta mejor para un novato en la historia de la NBA. En el quinto choque de la serie, Tatum dejó atrás a Magic Johnson, Wilt Chamberlain, Jack Sikma y George Mikan en el exclusivo listado.

img3879-046e956c4805fc791a3282d3d63e0331.jpg
Por otra parte, LeBron James sigue intentando cargar a toda costa el avance de los suyos. Sin embargo, a pesar de que James y Kevin Love se combinaron para aportar 40 puntos en el último choque, el resto de los titulares de Cleveland no dio a basto con su ofensiva. George Hill, J.R. Smith y Tristan Thompson se combinaron para 10 tantos con un malísimo promedio en sus tiros de campo: 14% (2-14).

No obstante, la peligrosidad de Cleveland sigue latente a pesar del peso histórico que arrastra Boston. Es importante puntualizar que más allá de su último partido, James ha anotado al menos 40 puntos en dos de los cinco compromisos de la serie. Y eso no es poca cosa.

El juego de hoy está programado para las 8:30 p.m. y usted lo podrá ver en vivo por la cadena ESPN. De ganar esta noche en Cleveland, los Celtics irán en busca de su decimoctavo título.