Será ilegal quitarse el condón sin consentimiento en California

La práctica podrá ser denunciada ante un Tribunal

El estado de California se convirtió en el primero en prohibir la práctica del 'stealthing', que consiste en quitarse el condón durante una relación sexual sin el consentimiento de la pareja.

El proyecto de ley promulgado por el gobernador Gavin Newsom, enmienda el código civil del estado y se agrega este tipo de práctica a la definición de agresión sexual, por lo que ofrece a las víctimas tanto el reconocimiento del hecho como la posibilidad de llevar ante los tribunales a sus agresores y recibir compensación económica.

Según reportó The New York Post, esta ley hace que sea ilegal quitarse el condón sin el consentimiento verbal de la otra persona.

Esta iniciativa fue presentada por la asambleísta demócrata Cristina García en el 2017, quien también escribió la versión actual que fue aprobada. En la ocasión anterior, los analistas legislativos dijeron que ya podría considerarse un delito menor de agresión sexual, aunque rara vez se enjuicia dada la dificultad de probar que un perpetrador actuó intencionalmente.

En esta ocasión, García realizó un enfoque distinto para conseguir mayor apoyo a su propuesta, convertir esta práctica en una violación de los estatutos civiles del estado. Las víctimas no necesitan pruebas tan exhaustivas como las que requiere el proceso penal.

Un estudio de Yale dijo en 2017 que esta práctica estaba en aumento tanto con mujeres como la comunidad gay.