Senadora provida

Hoy es martes y le toca el turno en ¡¿Politiqué!? a la candidata al Senado por acumulación por el partido Proyecto Dignidad, Joanne M. Rodríguez Veve.

Mi gestión legislativa tendrá como centro la protección de la vida y la familia, porque sin vida no hay familia y sin familias no hay País. Seré una legisladora provida, lo que significa que no sólo defenderé la vida desde la concepción, sino que también afirmaré y protegeré la dignidad humana en todas las etapas y circunstancias de nuestra existencia. Por lo tanto, ser provida implica muchas cosas.

Entre ellas, trabajar para apoyar y fortalecer la familia como núcleo vital y natural en el que los seres humanos nos desarrollamos, para que los niños crezcan en un ambiente saludable, estable y feliz. Ser provida también es procurar que los jóvenes reciban una formación integral que los prepare para alcanzar aspiraciones futuras. Es impulsar las condiciones económicas que le permitan a los adultos en etapa productiva tener trabajo y salario dignos. Es cuidar a nuestros viejos cuando ya no lo pueden hacer por sí mismos. Y también es propiciar que la población con diversidad funcional pueda insertarse con mayor facilidad en la dinámica social, entre otras cosas. En fin, promover una cultura de vida es trabajar para que todos tengamos calidad de vida, sin importar la etapa de desarrollo y edad, condición o circunstancia.

abuelo

Algunas de las medidas que impulsaré, como senadora, dirigidas a proteger la vida y fortalecer la familia, son: legislación para proteger la vida humana desde el vientre de las madres; políticas que fortalezcan las iniciativas del tercer sector para el ofrecimiento de cuidados prenatales gratuitos y de acompañamiento tanto en el proceso de embarazo como en el proceso de postparto, y también para el cuidado y atención de la población de edad avanzada; la creación de incentivos que apoyen a las familias con hijos; la ampliación de la licencia por maternidad, así como la licencia por paternidad en el sector público, y el reconocimiento de la licencia por paternidad en el sector privado, para que las madres y padres trabajadores puedan disfrutar hasta 16 semanas de licencia.

Propondré que las cuatro primeras semanas después del parto sean utilizadas por ambos progenitores, y que a partir de la quinta semana los padres tengan el derecho de decidir si quieren utilizar la licencia de forma simultánea o en tiempos separados, dentro de un periodo de 28 semanas después del alumbramiento. Con ello, no sólo busco fomentar la corresponsabilidad parental, sino, además, ampliar el tiempo del cuidado ininterrumpido del bebé junto a sus padres.

joanne

Para la implementación y viabilidad de dicho beneficio en favor de la familia y de la necesidad que tenemos como País de invertir la pirámide poblacional y detener la deceleración demográfica, propondré -como parte de la misma medida- que el Gobierno les otorgue un crédito contributivo a los patronos por el pago de las 8 semanas adicionales legisladas; también propondré la extensión del horario escolar para viabilizar la participación laboral de los padres y colaborar en la formación integral de los niños y jóvenes, exponiéndolos a las artes, los deportes, la agricultura y las ciencias; y buscaré reforzar el cumplimento de la leyes que regulan los requerimientos de asistencia a personas con diversidad funcional, entre ellos, la utilización de intérpretes o medios alternos para la comunicación con personas sordas y la eliminación de barreras arquitectónicas.

Estas son algunas de las medidas de mi acción legislativa dirigidas a promover un Cultura de Vida, porque estoy convencida: ¡en la vida está la esperanza!

Cuentas conmigo, y yo cuento contigo. En noviembre, ¡vota diferente!


La autora es candidata al Senado por acumulación por el partido Proyecto Dignidad. Es parte del grupo original de columnistas de ¡¿Politiqué?!, la sección de debate político en El Calce.