Senadora no quiere pensar que el gobierno "está permitiendo que P.R. sirva de laboratorio experimental" con la vacuna

Cuestionó al gobernador si con su determinación busca que los padres experimenten con la salud y vida de sus hijos

Senadora Joanne Rodríguez Veve. - suministrada

La senadora Joanne Rodríguez Veve criticó hoy al gobernador Pedro Pierluisi por  imponer la vacuna pediátrica como requisito para que los niños puedan ir a la escuela y la tildó de una amenaza a los padres

"En Puerto Rico estamos viviendo lo impensable: un gobierno que amenaza a los padres con la educación presencial de sus hijos como estrategia para obligarlos a ponerles a sus hijos la llamada vacuna del Covid 19. Y que quede claro, yo creo en las vacunas, pero de ninguna manera puedo consentir a la imposición, es decir a la utilización forzosa de un producto sobre el cual no se conocen sus posibles efectos adversos en la población de niños de 12 años o menos”, dijo en declaraciones escritas.

“Como han reconocido doctores reputados, en esta etapa, la utilización de esta llamada vacuna en menores de 12 años es un experimento médico. Y que también quede claro, yo no estoy adjudicando si la vacuna es o no es beneficiosa, lo que sí estoy diciendo es que en este momento, en el que no se sabe cuáles serán sus efecto en los niños, no puede haber espacio para la imposición ni para el chantaje; y mucho menos cuando hay derechos fundamentales y constitucionales por medio”, añadió.

Cuestionó al gobernador si con su determinación busca "que los padres experimentemos con la salud y vida de lo más que amamos: nuestros hijos". Criticó, además, su urgencia por vacunar 227,000 niños puertorriqueños en dos meses.

El Gobernador no puede, mediante orden ejecutiva, restringir este ni ningún otro derecho fundamental sin identificar cuál es el interés apremiante del estado. Cosa que no ha hecho y dificulto que pueda hacer en este caso”, dijo.

"Y no quisiera pensar, pero es inevitable conjeturarlo, que este GOBIERNO está permitiendo que Puerto Rico sirva de laboratorio experimental y que los niños puertorriqueños sirvan de conejillos de India como en el pasado lo fueron las mujeres con las pastillas anticonceptivas", dijo.

Señaló que condicionar la educación presencial a la vacunación "tendrá un efecto detrimental sobre los trabajadores.

"Compañeros, en Puerto Rico más del 50% de los niños viven con un solo padre, y en su inmensa mayoría, viven con madres solteras trabajadoras. Entonces, ¿Qué harán esas madres que decidan no vacunar a sus hijos?  ¿Tendrán que dejar su trabajo? ¿De qué van a vivir ellas y sus hijos? ¿Ha pensado el Gobernador en estas mujeres? ¿Ha pensado también en esos padres que están en la misma situación?", argumentó