Rivera Schatz sigue sin publicar todos los salarios como ordenó el Tribunal

Eva Prados, quien demandó al cuerpo, dijo a Metro que todavía aguarda la información de la Superintendencia del Capitolio y la Oficina de Servicios Legislativos

El Senado todavía no ha divulgado los salarios de los empleados de la Superintendencia del Capitolio y la Oficina de Servicio Legislativos, confirmó a Metro Puerto Rico Eva Prados, quien demandó a dicho cuerpo para que hiciera pública la información.

Según Prados, la demora de esto podría ser porque todavía hay empleados de dichas dependencias que no han completado la información solicitada y porque también faltan exempleados del cuatrienio anterior (2013-2017).

Se han resistido a publicar información de la Superintendencia y la oficina de servicios legislativos, donde se hay señalamiento de corrupción”, dijo Prados mediante una conversación telefónica.

Inicialmente, Prados demandó al Senado y a su presidente Thomas Rivera Schatz, al igual que al secretario del cuerpo legislativo Manuel A. Torres Torres, para obtener los salarios de los empleados activos. El juez superior Anthony Cuevas Ramos falló a favor de la divulgación, obligando al Senado a hacer pública la información a través de su página web.

No obstante, a dos semanas de la decisión, el equipo legal de Prados aún aguarda por la información de los empleados de estas dependencias, demora por la cual aún no se le ha dado una razón específica.

“No hay razón para que ellos no hayan publicado esa información”, criticó Prados, quien aspira a un escaño en la Cámara de Representantes por el partido Movimiento Victoria Ciudadana.

La divulgación de los salarios de los empleados que laboran en la Casa de las Leyes ha sido sujeto de controversia en las pasadas semanas, cuando el Senado publicó la cantidad de dinero que generan, muchos por servicios de asesorías o de “ayudante especial”.

Lo mismo ocurrió cuando la Cámara de Representantes hizo lo propio y publicó información relacionada a los puestos desde el 2013, revelando un patrón de salarios desproporcionados en comparación con otros empleados con el mismo puesto y título, pero en oficinas distintas.

Toda la información que han divulgado el Senado y Cámara son públicas y ahora, explicó Prados, al tener los salarios de este y el cuatrienio pasado de manera accesible, cualquier persona que tenga la intención de buscar la información podrá hacerlo mediante un solo portal.

Lo que no es público es la facturación”, añadió la también abogada. “Ahí se dan esquemas que la gente sobrefactura y cobra más de lo que debería por un servicio”, dijo.

“Será parte nuestro plan de trabajo”, culminó.