Se une la UPR al éxodo masivo de los depósitos en el BGF

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Urayoán Walker, se sumó al éxodo de las cuentas de gobierno depositadas en el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) al pedir a esa institución bancaria que le liquide todos los certificados de depósito que tiene en sus cuentas.

upr2-f20734ea7251eb06a964bba9c420cefc.jpg

Walker no detalló a cuánto asciende la cantidad.Los municipios y las agencias de gobierno han comenzado a sacar dinero del BGF por miedo a que una declaración de insolvencia del banco les deje pillados sus fondos.

El Presidente de la UPR corre con una insuficiencia de casi $100 millones debido a que el Departamento de Hacienda (DH) no le envía las remesas suficientes que tiene acumulada la Universidad en el Tesoro. El DH alega que no tiene suficiente liquidez para enviarle lo que le adeuda.

Hace unos años, la entonces Junta de Síndicos de la UPR autorizó al presidente en funciones (2011-2012) a solicitar una línea de crédito rotativa de $100 millones al BGF.

“La Universidad de Puerto Rico está muy atenta a la situación fiscal del país. Y en el ánimo de proteger los mejores intereses de nuestra Universidad le enviamos una solicitud al Banco Gubernamental de Fomento para que liquiden todos nuestros certificados de depósito”, indicó Walker en declaraciones escritas.

bancodefomentoe13552617365761-e715dacbf2af75c2f3c48a0057c9f877.jpg

La solicitud, agregó, “se suma a las que ya hemos realizado y que tienen como propósito defender los dineros de nuestra Universidad. Hace días, iniciamos gestiones con el BGF con el propósito de que nos remitieran los dineros que la UPR tiene depositados allí. Como he expresado reiteradamente, en momentos de crisis tenemos que apostar a la Universidad como solución a los retos que enfrenta Puerto Rico”.

Walker enfrenta serios problemas en el manejo institucional debido a la insuficiencia de fondos, la falta de información a los sectores afectados del sistema universitario, la crítica de los profesores por la tardanza de las acciones remediativas y los paros recurrentes de los estudiantes que afirman que han sido afectados por la crisis.

“Que nuestra Comunidad Universitaria tenga por seguro que hemos realizado y continuaremos realizando todas las gestiones necesarias, como hasta ahora, dirigidas a defender la UPR”, dijo Walker.