Se queda la Ley Seca y el jangueo se sigue acabando temprano en nueva Orden Ejecutiva

El jangueo se sigue acabando temprano

Dennis A. Jones/Metro Puerto Rico

El gobernador Pedro R. Pierluisi anunció la extensión de la Orden Ejecutiva 2021-065 hasta el jueves 14 de octubre como medida para continuar contrarrestando la pandemia del COVID‑19.

La extensión de esta orden se une a la orden administrativa del secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, la cual prohíbe la participación de menores de 12 años en eventos multitudinarios.

“La vacunación y las medidas que hemos tomado al día de hoy han contribuido a disminuir los números en varios de los renglones. Sin embargo, los números aún se encuentran en niveles altos, por lo que es necesario que el Gobierno continúe implementando acciones para controlar los contagios y proteger la vida de todos los ciudadanos; más aún, cuando es imprescindible que nuestros estudiantes continúen recibiendo sus clases de forma presencial y es necesario proteger nuestra economía”, explicó el primer ejecutivo.

El gobernador también resaltó la responsabilidad del gobierno de garantizar la continuación de las clases de forma presencial y, a su vez, proteger la vida de toda la población y la economía de Puerto Rico. Ante ello, sostuvo que “es necesario continuar tomando medidas en ciertas actividades y lugares de alta exposición al virus para minimizar los contagios y, consecuentemente, las hospitalizaciones y las muertes”.

La OE 2021-065 establece un toque de queda de 12:00 a. m. a 5:00 a. m. en toda operación privada que atiende público y que tenga fines comerciales o de ventas, servicios al consumidor, deportes, recreación o entretenimiento, entre otras. Las operaciones privadas que no atienden público y otros servicios esenciales quedan exentos de este horario.

La Ley Seca también continúa en vigencia en el horario del toque de queda e incluye eventos tanto públicos como privados.

Por otra parte, el uso de la mascarilla deberá seguir exigiéndose en lugares cerrados y en lugares abiertos donde haya aglomeración de 50 personas o más.

En cuanto a embarcaciones marítimas, la OE continúa prohibiendo pegar o amarrar varias embarcaciones entre sí. Prohíbe, además, el anclaje en playas, cayos e islotes a menos de 100 pies de la orilla, con excepción del uso de boyas de amarre.

El primer ejecutivo concluyó al puntualizar que, “todos debemos permanecer alertas y tomar las debidas precauciones para protegernos y proteger a los nuestros. La vacuna es la primera medida de defensa ante esta pandemia, por lo que continuamos exhortando, a todo aquel que aún no se ha vacunado y tiene la oportunidad, a que tomen la decisión por su bien y por el bien de Puerto Rico”.