Se cubre el rostro con sangre de menstruación para combatir tabúes

Esta iniciativa se ha vuelto viral en las redes sociales.

Una experta en asuntos sexuales y "sex coach" ha tomado una particular iniciativapara combatir los tabúes sobre la menstruación.

Se trata de la también influencer Demetra Nyx, de Los Ángeles, quien el pasado verano comenzó a cubrirse la cara todos los meses con la sangre de su menstruación en la cara mientras creaba un video sobre el amor propio a su cuerpo.

face mask

Instagram: Demetra Nyx

"Por las reacciones que he recibido, me di cuenta que esto era algo radical", destacó Demetra en un artículo que escribió en el portal de Medium.

La mujer de 26 años de edad explicó además que la sangre de menstruación es buena para la piel y sirve como excelente máscara facial.

"Si tomo algo que mucha gente piensa que es horrible y lo toco y juego con eso mientras me la pongo en la cara quizás alguna niña, en algún lugar del mundo, entienda que la sangre que sale de entre sus piernas no es algo asquerosa como han hecho pensar", explicó en su artículo en Medium.

View this post on Instagram

I will do this every month until people are no longer shocked by it. 🥀 I will do it until little girls stop being taught that the natural functions of their bodies are disgusting and unclean. I will do it until women stop feeling like they can’t have sex on their period because it is gross. I will do it until we stop being embarrassed that we sometimes bleed through our clothing. Through your sheets. The idea isn’t to get everyone to put blood on their face (though – wow – does it make your skin glow!) Rather… if I do something soooo shockingly disgusting and put it out in public… maybe someone somewhere will feel like: “well, if she can do *that*, maybe I don’t have to hate my period after all. Maybe my body isn’t that gross after all.” . Also, it’s fun and I like it 💁🏼‍♀️ . #mybodymychoice #menstruation #witchesofinstagram #blood #witch #fuckyourstandards

A post shared by Demetra Nyx (@demetra_nyx) on

 

El portal de Huffington Post también ha reseñado la iniciativa de Demetra Nyx.