Salud celebra la cumbre del autobombo

Escribe: Joel Cintrón Arbesetti, del CPI


El secretario del Departamento de Salud de Puerto Rico, Rafael Rodríguez Mercado, se lavaba las manos en un baño del Centro de Convenciones cuando comentó: “Espero que la prensa diga la verdad, tienen la información para pedirla”. Junto a él estaba el relacionista Peter Quiñones. La única otra persona que estaba a su lado era un periodista, con un carnet que dice la palabra prensa en letras grandes.

El Centro de Periodismo Investigativo (CPI) lleva cerca de un mes pidiendo el plan de respuesta a emergencias del Departamento de Salud, las bases de datos de mortalidad de Puerto Rico para antes de la tormenta, y todos los casos positivos de pruebas rápidas de leptospirosis enviadas por los laboratorios de Puerto Rico al Departamento de Salud, entre otra información. Pero no ha sido entregada.

dsc01901170x775-fa3b41d1d00d9a1b96fb3ba367e76d0b.jpg
(Con el teléfono en mano, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado. Foto: CPI)

En el Centro de Convenciones ocurría la “1ra Cumbre de Preparación y Respuesta ante Emergencias y Desastres”, organizada por el Departamento de Salud (DS). En una conferencia de prensa al final de la actividad, el CPI volvió a cuestionar a Rodríguez Mercado sobre las causas de muerte durante el huracán.

CPI: En términos de esas causas de mortalidad y de las causas de muerte que se dispararon – que también se presentan hoy por primera vez – Secretario, usted es la máxima autoridad en la salud pública en Puerto Rico y se ha mantenido particularmente silente sobre este tema desde septiembre después del huracán. Yo quisiera saber por qué el silencio sobre el tema de las muertes y una reacción suya de lo que se ha presentado hoy en términos de esas causas que se dispararon y el exceso de muertes.

“Cuando se comparó con otros años tú puedes ver que hubo más mortalidad en esos meses de septiembre y octubre, que se constató. Se dijo también todas las diferentes causas, que habían causas de neumonitis, causa de personas con diabetes y que eso fueron los grandes factores, entre otros, que causaron la mortalidad… Una vida que se perdió es irreparable. Lo ideal hubiese sido que no hubiese muerto más nadie, ni que hubiese muerto ninguno. Por desgracia, por las inclemencias, porque también, ante los actos de Dios pues el hombre queda bien pequeñito y la medicina también queda pequeña también. Nosotros no podemos controlar a Dios, Dios nos controla a nosotros y estos actos que vienen de por naturaleza pues causan por desgracia todos estos eventos que nosotros sufrimos en carne propia”, contestó Rodríguez.

whatsappimage20180602at94126pm17f8a78a9fe655996807c78ca9779e2ac1200x600-c60c8723db08138bc75a7b326a39cd07.jpg

Una hora antes, el demógrafo del Registro Demográfico, José López, había presentado un análisis detallado e impactante sobre el aumento histórico de muertes en Puerto Rico durante los 40 días que siguieron al huracán. Según López, en la Isla nunca ha habido un mes en el que las muertes sobrepasen las 3,000 personas, como ocurrió en octubre de 2017. Los pueblos donde más se dispararon las tasas de mortalidad coinciden con la trayectoria del huracán María, y algunas de las causas de muerte que más aumentaron, tales como la neumonitis debido a ingestión de sólidos y líquidos, septicemia, enfermedades hipertensivas y renales, y la neumonía, son indicativas de pobres condiciones de higiene y servicios en los hospitales y facilidades de salud que el Secretario supervisa. A pesar de este caudal de información, que se presentó de manera detallada y gráfica, la respuesta de Rodríguez Mercado a la pregunta del CPI fue imprecisa y desarticulada.

El primer panel de la Cumbre estuvo a cargo de la epidemióloga del Estado, Carmen Deseda. En su alocución, la científica dijo que “como epidemióloga yo le doy gracias a Dios que Puerto Rico pasó por este huracán. ¿Saben por qué? Nosotros los epidemiólogos necesitamos talleres de trabajo, como muchos de ustedes, y nos dio la oportunidad de nosotros dar cátedra ante el mundo para preparación y respuesta de un huracán que fue un huracán histórico en la vida de todos nosotros… Me quito el sombrero ante el secretario de Salud, porque no había visto jamás un secretario de Salud trabajando día a día con tantos problemas que tuvimos internos y externos relacionados al huracán. Y aquí estamos todos, sin epidemias. Así que es un logro y quiero públicamente agradecerle al secretario de Salud”, dijo Deseda.

Los empleados de los sectores público y privado de la salud que estaban entre el público aplaudieron las palabras de Deseda, mientras el secretario Rodríguez Mercado escuchaba desde la primera fila sentado junto a Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos.

“Cuando en el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) me preguntan &#39¿doctora usted tiene taller en Puerto Rico para nuestros epidemiólogos?’ yo le digo &#39Me sobra el taller’. Tenemos todas las experiencias. Tenemos cátedra en Sika, ahora estamos dando cátedra en desastre natural. Así que Puerto Rico en la vanguardia siempre”, continuó Deseda.

Hace una semana el CPI y CNN publicaron una investigación en la que siete expertos en medicina, principalmente en epidemiología, coinciden en que después del huracán María se reportaron tantos casos de leptospirosis que el gobierno debió declarar un brote o una epidemia.

Lee el resto de esta columna del CPI pulsando aquí