¿Saint Pablo o "Free Thinker"? Trump y Kanye rompieron Twitter

En el que considero uno de los días mas gloriosos de la historia de Twitter, Kanye West rompió el Internet esta semana después de que alegadamente salió del closet político en apoyo del Presidente Trump.

giphy18-c68a67c7e10ef05bce614fcd8122c10f.gif

Todo comenzó el sábado pasado cuando elogió a la joven conservadora de raza negra Candace Owens al tuitear

Por supuesto, eso provocó indignación entre #LaIzquierdaGringa (que no es lo mismo que la izquierda en ninguna otra parte del planeta) y los liberales. Pocas cosas producen reacciones tan estrepitosas e histéricas en esos grupos, como expresiones de admiración hacia figuras que no caen dentro de su selecto circulo y se apartan del redil ideológico.  The Washington Post llamó a Kanye “alt-right darling” y en cuestión de horas se cuestionó su salud mental, no por ser Kanye West (lo cual a veces puede ser suficiente), sino porque la opinión generalizada de ciertas elites en Hollywood, la academia y los medios, es que en su mayoría, los conservadores son o loquitos o ignorantes. Por otro lado, Owens fue difamada por desafiar el pensamiento convencional entre los liberales.

En medio de la controversia, Kanye no retrocedió, JAMÁS. De hecho, desplegó todos sus poderes filosóficos y los enfocó en ir tras  la “policía del pensamiento” y reconociendo cómo algunas personas no respetan a las personas por ser ellas mismas. 

 

Esto no paró ahí. Así como la intensidad de los pensamientos de Kanye trascendían los límites del tiempo y espacio, rumbo a nuevas dimensiones, tipo Doctor Strange, los ataques a su figura dentro de los medios liberales fueron en aumento.

giphy54-9928c175979a25575a6ce78248fade90.gif

Slate fue muy vocal respecto al “salto” a la derecha.

Sin embargo, el Washington Post botó la bola con sus columnas de opinión y analisis.

giphy63-eec95835aa9c7364234443503bd2349a.gif

Existen pocas armas tan poderosas y disuasivas como las columnas de opinión

Pero esto se puso mejor. Kanye subió de nivel el miércoles al expresar “amor” por Trump, llamarlo su “hermano” e indicar que ambos son poseedores energía de dragón…aunque a estas alturas no estamos seguros de en realidad que significa eso.

 

 

Su amada esposa, Kim Kardashian, intentó hacer “damage control” al obligarlo a aclarar que no está de acuerdo “100%” con el presidente. Pero hablando claro, NADIE está de acuerdo “100%” con Trump, ni siquiera Trump mismo.

Pero poco después, Kanye twitteó la ya famosa foto de sí mismo usando la gorra de Make America Great Again, llevando a Twitter a niveles impensables de “litness”.

View image on Twitter

 

Además sorprendió a los conservadores y liberales por igual, al criticar al presidente Obama por la inacción sobre la violencia en curso en Chicago durante sus ocho años en el cargo. Lo cual en parte es su responsabilidad, al igual que PROMESA, las decenas de miles de bombas sobre 7 naciones, el descojón que hoy en día Libia, los millones de inmigrantes deportados, el crecimiento de ISIS en Siria, y así puedo seguir. Pero na, el tipo era negro, simpático, cool y tu sabes, se comió un bocadillo en Kasalta.

Obviamente, la derecha celebró estos tweets. Incluso el presidente Trump calificó los tweets de Kanye como “geniales” y sus hijos Ivanka Trump, Donald Trump Jr. y Eric Trump se alegraron desde MAGALAND. A pesar de su vacilación, Kardashian defendió a su esposo como un “pensador libre”. Admirable, Kim!

Respecto a todo esto, soy escéptico a pensar que sea un renacer político genuino de Mr West. En este asunto, pienso como Gabriela, una de las mayores autoridades en Kanyeologia en toda Latinoamérica.

O quizás, no me extrañaría que en un futuro decida ser libertario.

No obstante, sea algo genuino o solo publicidad, podemos aprender mucho de lo sucedido con Kanye. Veamos

No se si recordaran y si no, pues yo se los recuerdo ahora, hace unas semanas, a Laura Ingraham una de las figuras principales de Fox News, le cayeron chinches luego de criticar las reflexiones políticas de la superestrella de la NBA, Lebron James. Ingraham literalmente le dijo a James que “shut up and dribble” ; los medios (pudiera argumentar que con razón) acusaron a Ingraham de que su crítica era racista. Hasta el New York Times publicó una pieza entera titulada, ““’To Me, It Was Racist’: NBA Players Respond to Laura Ingraham’s Comments On Lebron James.’

giphy116-a91a18babd6af452e192d472a7f9a264.gif

Pero en pocas semanas las cosas cambian. Los mismos medios que antes respetaban el derecho de Lebron de opinar, le dicen a Kanye West que se calle gracias a su nuevo amor por el presidente Trump. En primer lugar, estaba Jon Favreau, ex redactor de discursos de Obama, quien dijo que debían ignorarlo:

Normal, que un negro diga ser conservador suele asustar a los blancos liberales. No sabemos si Kanye realmente lo es o solamente esta trolleando, pero este tipo de reacción lo que promueven es que si esta trolleando, lo siga haciendo, si no, que empiece a hacerlo. Veamos varios ejemplos:

John, cantante folk, siempre quiso criticar a Kanye pero temía sonar racista. Se quitó un gran peso de encima porque ahora podía hacerlo libre de culpas.

 

Bradley, quien segun su bio es “National security lawyer, lawful transparency and whistleblower advocate, and “Father of Daughters”. Occasional media commentator, lo mandó a callar.

 Dane, maratonista, orador, autor, JD, boxeador, y tuitero violento:

 

 

Jaime es incapaz de concebir que los demócratas hayan perdido su derecho de propiedad sobre los votantes negros.

 

La bio de Palmer dice “timely, accurate, honest political analysis. Followed by President Obama. Blocked by Donald Trump Junior“.

 

Conozcan a Dan, crítico que piensa que de ahora en adelante, en cada review de un album de Kanye, hay que poner sus tuits al final.

Por otro lado, Trevor Noah, del Daily Show, criticó a Kanye diciendo que solo se volvió republicano porque es rico. En otros temas, la fortuna de Trevor ronda los $3 millones, debe estar recibiendo cupones para complementar.

Al menos a Jordan Peele, creador del éxito Get Out,  le quedó gracioso el tuit.

El Monopolio de lo sagrado

No obstante, esta ola de desprecio de #LaIzquierdaGringa a Kanye no es algo inesperado. Existen ciertas cosas que se consideran sacrosantas para los demócratas y que nunca deben ser tocadas por nada ni nadie que se ubique a la derecha del centro: el entertainment complex (Hollywood y la industria musical) y las minorías. Kanye profanó ambos espacios, por lo tanto es un loco, un imbecil, un tonto util del alt-right.

Por largos años, Kanye ha dicho y hecho cosas provocativas, desde acusar a Bush #43 de no preocuparse por los negros después de Katrina, hasta interrumpir el discurso de aceptación de Taylor Swift en los MTV Video Music Awards.

giphy-eebca6de4300894944cc5dfc6935b008.gif

Tenia que poner el gif

Pero en el clima político de EEUU, que no es muy diferente al de Puerto Rico, el discurso ha sido envenenado por el tribalismo, el partidismo ciego y la política de identidad. A los que tratan de romper esa polarización se les hace la cruz.

O sea, Kanye es una celebridad de primera línea en la burbuja liberal de Hollywood, y sus tweets intentaron llegar a la burbuja de seguidores de Trump. En el proceso, (independientemente si esto es un stunt publicitario o no) él está defendiendo la libertad de pensamiento y quizás iluminando a sus admiradores diciéndoles que no tienen que odiar al presidente Trump como lo hace Hollywood y que pueden pensar y decidir por sí mismos.

giphy72-eaf1ec5c52550ec6b5832f435035183c.gif

Kanye saliendo del estudio como todo un MAGA

La intolerancia

El problema que muchas personas tienen, por ejemplo, los alegadamente 9 millones de personas que dejaron de seguir a Kanye, es que no pueden manejar a aquellos cuyas creencias políticas (o religiosas) difieren de las suyas. En un pasado eso se veía solo en los viejos…perdón, personas mayores, pero la Generación que come Tide Pods y se rendirá ante los aliens sin pelear, ha adoptado esta mentalidad. No lo digo yo, estudios y encuestas revelan que prefieren se limite la libertad de expresión a tolerar discursos contrarios a su ideal y eso es preocupante. Otro estudio revela que un % considerable de esta Generación considera que se debe utilizar la fuerza para silenciar a un orador que hace uso de lo que interpretan como “hate speech“. Sus mentes cerradas son su propia forma de intolerancia, algo a menudo acusado por los partidarios de Trump. En un futuro probablemente escriba sobre este tema, ya veremos, pero por ahora les adelanto que el hate speech se encuentra protegido por la Primera Enmienda.

A cada rato leo que no todas las opiniones se respetan. Posiblemente sea cierto. Pero si te limitas a escuchar, leer, juntarte con gente que solo piensa como tu, limitas tu crecimiento intelectual y tu capacidad de sobrevivir en la jungla que esta allá afuera. Esto no significa que te vas a torturar a niveles inaceptables, pero la tolerancia forja carácter. Al menos es lo que pienso yo, que no seré nadie, pero te tengo leyendo este blog. Just kidding.

Veamos otro ejemplo, ¿Recuerdan a Candace? Fue silenciada por Twitter, entonces…

No tengo duda que la exposición que le dio Kanye ha hecho cambiar a Jack de opinión. Suele hacerlo según le conviene a él y a Twitter.

Volviendo a Kanye, nadie debería avergonzarse por cómo ve al presidente o por quién votó o por si es PNP, Popular, independentista o melón. Bueno, si eres melón, no es que te avergüences, pero en no es nada de que estar orgulloso. Diría que si eres ateo o agnóstico no deberías avergonzarte, pero dudo que muchos ateos se avergüencen de serlo, por el contrario. No obstante, si eres creyente, no debes avergonzarte de esto, por el contrario, (mensaje solo para creyentes) Jesús dijo “Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y la del Padre, y la de los santos ángeles.”

Contrario a la creencia popular, quien votó por Trump, Hillary Clinton o incluso Jill Stein, está perfectamente bien. Algunos pensarán que quien votó por Trump no merece respeto. Igual que muchos piensan que todo el que votó por Trump es racista, cuando no es verdad, pero eso es tema para otro post. En fin, no deberías ser demonizado por la forma en que votaste. Pero sabemos que esta no es la realidad. Solo que los artistas y figuras publicas siempre seran mas atacados en estos temas, sobre todo si van contra la corriente.

Puede que no lo haya pedido, pero el tema de Kanye sea una oportunidad para rescatar el discurso civil en EEUU y quisiera que en la isla tambien, aunque confieso ser pesimista respecto a esto. Esperemos que esto marque el comienzo de la restauración de la decencia y el respeto mutuo y no la falsa esperanza en medio de su decadencia. Pero mi realismo me lleva a pensar lo contrario.

Mientras y para cerrar, les dejo mi playlist de Kanye West, cosa de que lo disfruten. Esperen pronto su nuevo album junto a Kid Cudi, el album solista y el que le produce a Nas.

 

Nota del editor: El autor es abogado de profesión, analista aficionad de temas de política internacional. Es amante del whiskey, la pizza, independentista, creyente y republicano, lo que automáticamnte lo ubica en el #altcenter. Algunos dicen que es machista, aunque su madre dice que no. En su tiempo libre le gusta escribir, aunque lamentablemente no tiene dinero suficiente para contratar un(a) editor(a) que corrija sus cositas. Aquí en El Calce se lo hacemos – o al menos intentamos hacerlo – a cambio de un round de Palmolive que nos debe desde 2015. Si quieren ver más de sus delirios llégale a su guarida bloguera: Geopolíticamente Correcto y Algo Más. Sígalo en Twitter: @MRTONITAS.