¡Royal Rumble popular! Fortalezas y debilidades de los candidatos a la gobernación

Huele a sangre... (Nota de editor: Bernier dijo que no va, pero su cabeza cae perfecta en el cuerpo de Andre the Giant)

Ya solo faltan semanas para que inicie el ‘season’ donde nuestra bella isla se viste de pasquines y el olor a salitre de la brisa playera se confunde con el perfume a gomas quemás de los votantes que celebran con ‘bernaos’ en las calles de Pe Erre. Hace un año atrás muchos aseguraban que el Partido Nuevo Progresista arrasaría en las elecciones, pero luego del “verano del 2019” donde el gobernador renunciante Ricardo Rosselló se disparó en el pie, las cosas cambiaron mucho, siendo el casi muerto PPD quien ganó en todo este lío. En la política todo puede cambiar en un segundo, y aunque hace unos meses atrás la candidata más favorecida por las encuestas para bajar del palo a Rosselló lo era Carmen Yulín Cruz, ahora las posibilidades de los otros candidatos aumentaron.

La encuesta de un conocido periódico dio sus números de “los favoritos de los votantes”, pero todavía nada es seguro porque aún falta mucho para el día de las elecciones, y cualquier fango que se zumben durante estos meses puede cambiar el juego. Hablemos un poco de las debilidades y fortalezas de los candidatos de la pava.

Eduardo Bhatia

Fortalezas: El espigado abogado de extensa joroba tiene un expediente político sin muchos logros, pero tampoco tiene escándalos grandes como para que luzca mal ante los votantes. Dentro de su partido, Bhatia es una figura respetada y es un mediador dentro de una organización donde las puñalás y las traiciones son la orden del día. Aunque es un boriblanquito de urbanización con acceso controlado, más o menos sabe cómo llegarle al pueblo sin lucir falso.

Debilidades: En el argot político, Bhatia “no se lo para a nadie”. Aunque intenta darlo todo, es de estos políticos que tienen el carisma de un maniquí; a eso hay que sumarle que anda en un partido que no sabe definirse, así que si llega a ganar la candidatura, vendrá con un discurso tan vacío como la alacena de una persona que gana $7.25 la hora.

Roberto Prats

Fortalezas: Hace algunos años atrás se mencionaba a Prats como un futuro candidato a la gobernación, ya que tenía la juventud y el baqueo, aunque cabe destacar que nunca tuvo el carisma. Con su voz robótica y el panfleto popular debajo del sobaco, Roberto es un boy scout ideal del PPD; además de no ser una figura polarizante ni que le caiga mal a los votantes fuera de su partido. Noup, no se puede decir más nada bueno de él.

Debilidades: Prats es un político con una desconexión total de la gente, y todavía piensa que tirarse fotos en el campo y usar al jíbaro como bandera es algo que apela al Puerto Rico del siglo 21. Su mensaje es anacrónico, y su estilo es muy aburrido para un que quiere (y necesita) una figura que pueda avivar a sus huestes.

Juan Zaragoza

Fortalezas y debilidades: no dudamos que sea tremendo tipo, pero aquí tiene CERO oportunidad. Gracias por participar, Juan.

ppd

Charlie Delgado

Fortalezas: Charlie es un tipo con un expediente bastante limpio… bueno, hasta ahora; ya que no dudamos que si se da un milagro divino y logra ganar la candidatura para la gobernación es bien posible que le zumben algún fango que sus detractores tengan guardado. Siempre se le vio trabajando mano a mano junto a Héctor Ferrer, por lo que estaba inmerso en el proceso para sacar del fondo a su partido en el peor momento de su historia, algo que los populares podrían tomar como tremendo acto de valentía.

Debilidades: El señor Delgado es una cara poco conocida fuera de su pueblo Isabela, y aunque se supone que los candidatos se les dé la oportunidad para ver qué ofrecen, la realidad es que en Puerto Rico el factor reconocimiento es biiiiiien importante. Tampoco se sabe mucho sobre sus ideas, así que hasta ahora va favorito en la competencia de “huevo sin sal” del PPD.

Carmen Yulín Cruz

Fortalezas: Después del huracán María, no hay duda que Yulín se convirtió en la más dura antagonista del gobierno de Rosselló, y la más querida de la prensa norteamericana. Si las elecciones hubiesen sido en enero de 2018, Carmen le daba una soberana saaaaaalsa a Ricky, cuyo gobierno no sabía ni qué estaba haciendo en el peor momento de Puerto Rico. Cuando Carmen no está agitá, es una persona que cae bien, pues resulta ser simpática, sabe cómo mezclarse con la gente y cómo presentarse frente a las cámaras.

Debilidades: Su administración en el municipio ha dado mucho de qué hablar, y no precisamente de forma positiva. Carmen tiene problemas severos en San Juan, e incluso problemas sencillos se han convertido en noticias por la vagancia para el trabajo que tiene la alcaldesa. A eso hay que sumarle que detesta que le hagan preguntas sobre su trabajo y que se le fiscalice como a todo funcionario electo por el pueblo. Es muy vocal para la crítica, pero al ser criticada viene un rant tras otro rant.

Un holograma de Luis Muñoz Marín

Fortalezas: Al PPD no le quedan muchas opciones y el PPD está bien apreta’o, así que si tiran un holograma de Muñoz Marín no dudamos que dé una pela en las elecciones. No olviden que Puerto Rico es un país sumido en la nostalgia, y con una “sangre nueva” tan floja, hasta don Luis es una buena opción.

Debilidades: Esa tecnología de hologramas no ha llegado a la isla, y de llegar, es capaz de que se vaya la electricidad durante uno de sus mensajes.