Richard Carrión sobre la situación del país: “Estamos en una encrucijada”

El principal funcionario y reconocido portavoz del Banco Popular de Puerto Rico (BPPR), Richard Carrión, aseguró hoy que la isla se encuentra en “una encrucijada” y es la hora para que las cosas se hagan de manera distinta con el objetivo de que no se obtengan los mismos resultados, y particularmente, para que el país no regrese a la situación en que se encontraba el 19 de septiembre, un día antes de que azotara la isla el huracán María.

En ese momento, el gobierno enfrentaba una “casi quiebra”, una depresión económica de una década y una deuda ahogante, problemas de liquidez fiscal, unas estructuras de gobierno que no parecían responder a las nuevas necesidades sociales y un empresarismo demasiado enchufado a los créditos contributivos, son, entre otras, las condiciones que configuraban al país, según revelan algunos economistas insistentemente.

download2-664c1d1dcbfe02b6b7689788438d4b53.jpg

Aparte de levantar la infraestructura, dijo Carrión, es hora de ir pensando “las cosas fundamentales que van a cambiar el rumbo de la economía de Puerto Rico. No nos olvidemos que antes de María, estábamos en otra tormenta, que llevaba 10 años y que desembocó en un proceso de impago, de cuasi quiebra”, describió.

En ese sentido, apuntó que se debe reconstruir el país “de una manera distinta, porque no es ponernos donde estábamos el 19 de septiembre, porque no estábamos muy bien. Nosotros no queremos volver al 19 de septiembre”, señaló, lo que obligará al país a enfocar en infraestructura, crédito y negociar con los acreedores de la deuda, y empleos, debido a su escasa participación laboral.

screenshot20171016at93839am-e59d37a6cec3e049590a22a35c8de432.jpg
La infraestructura de Puerto Rico quedó devastada luego de María (Foto: Suministrada)

Para mover un poco nuevas ideas, provenientes de la Isla o fuera de ella, y porque “no creemos en el ay bendito”, aseguró Carrión, la Fundación del BPPR, junto a la organización Hispanic Federation (HF), ha abierto un concurso de “ideas innovadoras de impacto social”, que podrán ser implantadas con $1.4 millones que otorgarán estas organizaciones aliadas.

“Puerto Rico Big Ideas Challenge” fue lanzado para que amplios sectores puedan someter propuestas que “cambien” el entorno económico, educativo, tecnológico, energético, de salud, movilidad social, vivienda, medioambiente, sostenibilidad alimentaria y telecomunicaciones.

El banquero hizo el anuncio acompañado de José Calderón, presidente de HF, y de Frankie Miranda, también de esa organización. Esta organización sin fines de lucro agrupa una serie de organizaciones latinas en Estados Unidos.

De la forma en que se concibe el proyecto, que igualmente es una especie de “Think Tank”, se le otorga en una primera fase hasta $150,000 a tres proyectos finalistas, (de 10 semifinalistas), para que pongan a prueba su idea durante seis meses, y en una segunda fase se les otorgará $450,000 a la primera selección, $300,000 a la segunda y $200,000 al tercero para que implanten su proyecto “a escala” en los siguientes 12 meses.

fundacionbppr-495dfab4efa1f6612cfc47e1fc667f09.jpg

No obstante, la alianza se ha reservado $100,000 por si surgiese una idea que ellos entiendan meritoria y deba ser igualmente implantada, se anunció hoy, a seis meses de haber asolado al país el huracán María.

“El impacto nos ha traído a una encrucijada”, dijo Carrión, en el que “se acelera ese deterioro o por el contrario. Haciendo lo mismo no vamos a cambiar. Mas que reconstruir, debemos reorganizar a Puerto Rico”, indicó en torno al fundamento que provoca el lanzamiento del “challenge”, que es “para estimular ideas nuevas, para hacer las cosas de manera diferente y para pensar en grande, en cómo podemos lograr cambios sociales en Puerto Rico”, y que sean permanentes.

La competencia incluirá la presentación de una serie de oradores del exterior y la Isla sobre asuntos sociales, entre ellos ganadores de competencias de Google, manifestó el dirigente bancario.

“Solve”, de MIT, se une al proyecto local, agregó.

“El cambio verdadero depende de nosotros”, continuó Carrión, cuyo proyecto pretende estimular “esas buenas ideas que van a acercarnos al Puerto Rico que yo creo que todos queremos”, afirmó el banquero, un ex directivo del Comité Olímpico Internacional.

Calderón dijo por su parte que en estos momentos mantiene una serie de iniciativas “para recordarle al gobierno federal y el Congreso que Puerto Rico todavía está experimentando muchas necesidades”.

El principal dirigente del HF reconoció que “mi mente está allá”, en Washington, DC, porque “realmente al final del día, gran parte de mi labor es recordar al gobierno federal que no ha hecho lo suficiente para Puerto Rico”.

Dijo que si bien su organismo ha focalizado en estos meses en la emergencia, trayendo suministros montantes a $17 millones de la llamada “diáspora”, ahora resta pasar a la fase de recuperación, aunque los recursos recaudados suman $30 millones.

Reconoció que aunque HF promueve el empoderamiento social, también el político. Miranda habló del cabildeo del organismo en el Congreso para que se otorgue ayuda a la Isla en los últimos seis meses. “Lo que pedimos es justicia, equidad, paridad”, agregó.

Mientras, Calderón descansó en la presión que puede ejercer la diáspora “en el futuro de Puerto Rico. No se puede negar”.

“Las elecciones que tenemos este año (mid-terms) son muy importantes porque en parte, sin tratar esto muy políticamente, tenemos que cambiar la estructura política en el país, y creemos que el puertorriqueño que vive allá tiene realmente la posibilidad de hacerlo”.

Sin embargo, cree que las ideas para reconstruir la Isla “deben salir de Puerto Rico”, no de “el extranjero, de los Estados Unidos”. Y no que desde allá “vayamos a mandar o dictar qué se debe hacer aquí en Puerto Rico, eso tiene que salir del pueblo puertorriqueño”, afirmó.

“Queremos re-imaginar a Puerto Rico. Pensamos que puerto Rico puede ser mucho más de lo que es”, agregó.

Por su parte, Beatriz Polhamus, de la Fundación, elaboró sobre la participación de la Fundación en la reconstrucción a raíz del huracán, entre ellas Embracing Puerto Rico, y otras a lo largo de varias décadas de filantropía.

img3119-d38abfd0cff7747d85fc76de75e9396c.jpg
Beatriz Polhamus

Indicó la necesidad de “nuevas soluciones”, las cuales deben surgir mediante la competencia Big Ideas, la cual requiere que las propuestas sean en consorcio entre organizaciones. Del 26 de abril al 28 de junio se ofrecerán capactacieonnen innovación social con los oradores, abierto al público. El 2 de abril la convocatoria y cierra el 29 de junio cierra. Luego, 10 semifinalistas serán presentados ante un jurado y se seleccionará tres propuestas por equipo.

La agencia Inter News Service preguntó en torno al papel del gobierno en algunos de los temas, pues se podría requerir su intervención. Polhamus indicó que a las organizaciones se les requerirá que en sus propuestas contemplen acuerdos con las entidades públicas que sean pertinentes o la comunidad que sean claves en su idea.

Carrión no descartó la participación de organizaciones externas, siempre que se vinculen con las de la Isla, “lo que queremos es estimular ideas que vengan de todos lados”, aseguró. “La idea de esto es que entren ideas”, dijo para reiterar la amplitud del concurso y la necesidad de cambio.

Miranda indicó los criterios a evaluar de cada propuesta: visión, impacto, capacidad de implantación, escalabilidad y viabilidad.