Rey Charlie se desahoga: "la Policía lo que tiene es una persecución contra mi persona" (Video)

El líder del pueblo motorizado habló largo y tendido con el Molusco en los Reyes de la Punta.

En una entrevista a profundidad con Los Reyes de la Punta que dirige el Molusco, Misael González, conocido como Rey Charlie, explicó en orden cronológico los sucesos del pasado domingo, en el que la Policía desarticuló una "corrida" de vehículos motorizados que él dirigía.

De forma emotiva, resaltó que "la Policía lo que tiene es una persecución contra mi persona" y contra quiénes lo acompañaban.

"No había desorden, no había chillaera de goma… ¿cuál es la necesidad de perseguirnos?", destacó Rey Charlie.

Medios nacionales informaron que se expidieron 1749 boletos de tránsito en la intervención. Rey Charlie señaló que "muchas de las multas" fueron ilegales.

En un video anterior, emitido el lunes, Rey Charlie comparó el Gobierno de Puerto Rico con una dictadura y advertió a la Policía de Puerto Rico que estará por una semana completa haciendo corridas de motoras y que no lo podrán detener.

En el día de ayer, el Negociado de la Policía de Puerto Rico informó que intervino con una corrida de motoras organizada por el Rey Charlie, donde dieron miles de boletos y confiscaron hasta armas.

En un video que corre por las redes sociales, González se ve reclamando a la uniformada por un micrófono donde utilizaba palabras soeces y se quejaba del trato que recibieron.

rey charlie

Según informaron las autoridades, como producto del plan de seguridad del Negociado de la Policía, agentes, adscritos al Negociado de Patrullas de Carreteras, desarticuló una corrida organizada por Rey Charlie en Cidra y Santa Isabel para el día 8 de agosto de 2021 y expidió 1.749 boletos por diversas infracciones.

El comisionado de la Policía, Antonio López, indicó que la convocatoria de dicha corrida se realizó a través de las redes sociales y la intervención se logró luego de realizar un plan de trabajo, que llevó a las autoridades hasta la carretera PR-172, en jurisdicción de Cidra, donde se esperó a los participantes de la corrida, la cual no tenía autorización para realizarse.