Revelan la última comida de Hitler y Eva Braun antes de suicidarse

Documentos descubiertos dan cuenta de la última cena del líder nazi.

AP

La guerra ya estaba sentenciada para Adolfo Hitler. En el Fuhrerbunker cundía el caos, porque el Ejército Rojo ya estaba a cuadras de la Cancillería nazi.

El dictador alemán ya sabía que estaba todo perdido y su decisión era suicidarse y tenía todo debido.

Gracias al descubrimiento de nuevos documentos sobre las últimas horas del líder nazi, se conocen datos como cuál fue su última cena, la que comió horas antes de matarse junto a su esposa Eva Braun.

Los datos aparecieron en las cartas de su cocinera personal Constanze Manziarly, que fueron revelados ahora poco. "Miss Marzipan" se escribía constantemente con su hermana, a la que le contaba todos los gustos gastronómicos de Hitler.

El dictador nazi no comía carne, por lo que la cocinera vivía bajo un fuerte estrés por tratar de mantener un menú atractivo basado en vegetales crudos.

Manziarly cuenta que Hitler disfrutaba mucho era comer mijo, un cereal muy proteico, o quark, un queso batido, acompañado de aceite de linaza y hongos picados, para suplir la carne.

Para el postre siempre pedía dos manzanas rayadas o cuando estaba "fuera de control" exigía pedazos de torta.

Pero puntualmente la noche del 30 de abril de 1945, a horas antes del suicido del dictador nazi, la última cena de Hitler fue más simple de lo que podría pensarse, pues solo comió un plato de pasta con salsa en base a vegetales.