Reportajes investigativos obligaron a Pesquera a revisar muertes

Atención, niñitas y niñitos. A continuación les traemos un ejemplo del poder que tiene el periodismo cuando se hace bien. Y que preste especial atención el niñito Héctor Pesquera, que, realmente, con verlo uno se da cuenta que no es tan niñito na&#39.

Resulta que en la tarde de ayer, viernes, el Departamento de Seguridad Pública (DSP) envió un comunicado de prensa para informar que el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor M. Pesquera, revisó los casos de muertes que familiares informaron estar relacionados al huracán María en una historia periodística publicada por el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico titulada: “Aparecen decenas de muertos no contados por el huracán María”.

Si no sabe a lo que nos referimos pulse aquí y aquí para ver los reportajes del CPI, que son los duros. 

screenshot20171012at23014pm1200x600-1a9b05863640739331906a0f5457c76d.jpg
En la revisión de los casos reportados, menciona el comunicado, el Negociado de Ciencias Forenses pudo constatar los detalles contenidos en los documentos en su poder para detallar por qué no figuran en la lista de las muertes relacionadas con el fenómeno atmosférico certificadas por el Estado.

El cuerpo de Teodoro Colón Rodríguez no pasó por el Negociado de Ciencias Forenses, según dice la dependencia que maneja Pesquera.

"En el relato de la historia periodística se reporta que al momento no hay un certificado de defunción, por lo que la funeraria tendrá que notificar a las autoridades qué hizo con el cuerpo para así encaminar los procesos pertinentes en ley. Ningún cuerpo se puede disponer sin un certificado de defunción. Este proceso puede cumplirse identificando el lugar donde se dispuso el cadáver, se realiza el proceso de exhumación e identificación del cuerpo", reza el comunicado.

Con relación al cuerpo de Carmen María Meléndez Aponte, indica la misiva de prensa enviada por el DSP, se le realizó un examen externo, según la solicitud de la boleta del fiscal. El mismo no se asoció al huracán debido a que en la descripción de las circunstancias de la muerte ni la fiscal ni el hijo—que presenció la muerte de su madre— indicaron que el deceso estaba relacionado al huracán María.

puertoricolaperlapuer4-179657fa6ebbc179b7fcd994cbe64af0.jpg
(Foto AP/Ramon Espinosa)

Sobre el caso de Salvador Rosa Montañez, subrayó el DSP, solo se le solicitó al Negociado de Ciencias Forenses la autorización para la cremación del cadáver. El Negociado no lo relacionó con el huracán María debido a que el médico que firmó el certificado de defunción llenó la hoja de certificación médica dando una contestación negativa a la siguiente pregunta: “¿Anticipa usted que surja alguna duda sobre la posibilidad de que de alguna manera la muerte esté relacionada con algún evento traumático aunque sea de forma contributoria?”.

En cuanto al cuerpo de Elizabeth Colón, agregó el DSP, el mismo no pasó por el Negociado de Ciencias Forenses. Según la alegación del familiar en la nota periodística, indicó que la doctora le dijo que tenía leptospirosis. En este caso hay que constatar el resultado de las pruebas que le realizaron y si fueron referidos a la epidemióloga del Estado, la doctora Carmen Deseda.

“Tal y como he expresado públicamente, los casos de leptospirosis en el periodo de la emergencia que se comprueben con resultados positivos se sumarán a la lista de las muertes relacionadas con el huracán María”, estableció el secretario Pesquera.

De otra parte, el funcionario recalcó que “no podemos ni es nuestro interés cambiar las determinaciones de los peritos en esta materia. Además, el Negociado de Ciencias Forenses realiza y cumple con un proceso científico riguroso para estar en cumplimiento con las leyes y reglamentos vigentes”.

Pesquera agregó en el comunicado que cualquier familiar o ciudadano que quiera reportar algún fallecimiento como vinculado al paso del huracán María porque no se encuentra en la lista oficial puede comunicarse con el DSP para iniciar la investigación pertinente.

Nada, que en esta ocasión el periodismo serio hizo su función. Alábalo que vive.