Removieron al mister que recibió cariño de un angelito

En el día de ayer, el Departamento removió de su centro de trabajo a un maestro de estudios sociales de séptimo y octavo grado de la escela Juan B Huyke, tras este protagonizar el viernes pasado un incidente en el que hubo contacto físico con un estudiante.

El maestro está contratado bajo la categoría de transitorio y ha trabajado en el Departamento desde el año 2015. Había trabajado anteriormente en planteles de Las Piedras, Fajardo y Canóvanas.

La Oficina de Investigaciones de Querellas Administrativas tramitó unos referidos sobre quejas relacionadas con incidentes que se reportaron con relación a su periodo de labores en la escuela Guillermina Rosado de Canóvanas. El pasado viernes, 12 de octubre  (en la tarde) se le entregó la Carta de Intención de formulación de cargos relacionados con estos referidos.

Es justo el día que se gestiona este trámite administrativo, pero en horas de la mañana, que ocurre el altercado físico con el estudiante, que fue grabado y colgado en redes sociales, y que muestra cómo el maestro entra en un forcejeo indebido con un estudiante de séptimo grado y de 13 años de edad.

El Departamento repudia enérgicamente la conducta exhibida por este maestro. Ningún educador debe permitir que una situación con un estudiante desemboque en un altercado donde medie ningún tipo de violencia, ni física ni verbal.

El rol del maestro no solo incluye educar, sino también disciplinar a estudiantes que, en ocasiones exhiben conductas desafiantes. Sin embargo, ningún proceso de disciplina debe derivar en un contacto físico con el alumno ni en una agresión verbal. Asimismo, los estudiantes deben exhibir una conducta de respeto hacia el maestro y demás autoridades escolares.

En este incidente desafortunado, el vídeo parece reflejar que ambas partes, tanto el maestro como el estudiante, transgredieron la línea de respeto mutuo, por lo que el Departamento debe iniciar procesos que atiendan la conducta exhibida por ambos.

En lo concerniente al maestro, el Departamento ha implementado la medida cautelar de separarlo de sus funciones y pondrá en curso la investigación y los trámites administrativos correspondientes.

En cuanto al estudiante, por este ser participante del Programa de Educación Especial, corresponde activar un comité del que participan el director de la escuela, un maestro de educación especial, al menos un maestro regular del niño, los padres, el propio estudiante y cualquier otro recurso que se estime necesario a discreción de las partes. Este comité evaluará la conducta del estudiante y tomará decisiones conforme al reglamento.

Los padres del estudiante ya tuvieron una primera cita con el director del plantel durante el día de ayer