¿Relevo firmado en la matrícula permite al DE usar niños pa' propaganda?

Ha sido quizás el peor día de relaciones públicas para el Departamento de Educación.

Hasta Yadier Molina se la dejó caer.

Pero parece que en el Departamento de Educación (DE) no saben que mientras más se revuelca la [email protected] más apesta.

Luego de que llovieran las quejas de parte de los padres de los estudiantes que salen en un video, de los propios estudiantes y de medio mundo que se dio cuenta de la imprudencia que realizó el DE al poner a alumnos en un video de propaganda a favor del cierre de escuelas, los genios detrás de las relaciones públicas de la dependencia colgaron lo siguiente en su cuenta de Facebook:

Aquí una captura de pantalla por si acaso el DE borra el post, como han hecho con algunos comentarios de padres y madres indignados ante esta imprudencia:

capturadepantalla20180423alas45911pm-b311922ee607893c7319e3c88b939e77.jpg

Y a continuación comentarios de algunas de las estudiantes que salen en el vídeo en cuestión, y de algunas madres… en screenshots, claro está, porque el DE te borra el comentario si no le gusta lo que dicen.

capturadepantalla20180423alas53551pm-e71cc76dd501311c6aeb2b758a946880.jpg

capturadepantalla20180423alas53610pm-7a24f72e8e57e16cb5eca080d5cabbfd.jpg

capturadepantalla20180423alas53707pm-224c4b6d8b8788e9397ae769a324c917.jpg

Como publicáramos en una nota anterior, como parte de sus "esfuerzos" para "consolidar" la escuela especializada en béisbol de Comerío, la secretaria Julia Keleher y su equipo de trabajo se fueron a la escuela superior Juana Colón para que los [email protected] y los maestros dijeran lo que ellos querían que se dijera.

VIDEO:

Y parece que no le hablaron claro a [email protected] [email protected], porque hay padres y [email protected] quejándose de que los usaron para algo que no se les consultó… pero, tal y como EL MISMO D.E. EXPLICÓ cuando matriculas a tu hijo o hija en la escuela y firmas un relevo les das la luz verde para que sus imágenes sean usadas a favor de sus políticas de austeridad.

¡Qué papelón, Julita!