Reina la incertidumbre en caso de arrestados en Hato Rey

Es algo desconcertante. Esto que quizás no le pase ni a los bichotes más bastardos y peligrosos del narcotráfico. A ver cómo lo explicamos.

La Policía de Puerto Rico destacó varios cientos de oficiales ayer en el área de Hato Rey donde hubo la manifestación a favor de la independencia, pero al final fue el corillo del agente Iván Bahr, centinela de arrestos especiales, el que bajó a tres personas de carros para arrestarlos, “pues estaban buscando qué agarrar”.

screenshot20170612at31820pm-3684b878dec4bba029301b89506bcdc0.jpg

Al menos esa es una de las hipótesis que esboza una abogada que forma parte de la defensa de los tres jóvenes arrestados, la licenciada Mariana Nogales, ante la incertidumbre que reina con respecto a estos casos.

Y es que los arrestos fueron a eso de las cinco de la tarde, pero aún al mediodía de hoy no se sabía de qué delitos se les acusa a los arrestados, ni se les había permitido hablar con sus abogados o familiares. Información preliminar ofrecida a la prensa por las autoridades indicaba que se trataba de Adrián E. Robles Reyes, de 32 años y residente en Toa Baja, Jean Rosario Alvarado, de 27 años y vecino de Bayamón, y Víctor Rodríguez Maldonado, de 22 años y residente en Naranjito.

Según publicó un diario nacional, los tres hombres fueron sorprendidos por agentes de la Policía “utilizando pintura en aerosol con la que le causaron daños a las paredes de la sucursal del Banco Popular en la avenida Ponce De León”.

screenshot20170612at31901pm-5276e184a9f7694032be5f41e6ae4852.jpg

La licenciada Nogales, empero, le indicó a El Calce que a los acusados “los llevaron al cuartel de Hato Rey Este, hasta la una de la mañana que se les ocurrió levarlos al Tribunal de San Juan, y estaba cerrado”.

“Nosotros no los pudimos entrevistar en el cuartel. Allí estaban los de arrestos especiales, y supuestamente los del CIC asumieron jurisdicción”, dijo.

“Entonces, anoche dijeron que eran delitos graves, pero ¿por qué? No nos dicen nada más. A ninguno los arrestaron en el momento. Para mí, la razón de esto es que tenían que justificar el haber sacado 500 guardias para una manifestación pequeña y estaban buscando qué agarrar. Yo diría que esto es un ejemplo de como continua la política represiva”, apuntó la letrada.

screenshot20170612at32256pm-da1d97aa497d0913a8d5d49a8b8de127.jpg

De igual forma, Tristana Robles, hermana de uno de los arrestados, le dijo a El Calce que “no sabemos nada de mi hermano”.

“Nadie ha podido hablar con él. Él y nuestra madrastra se estaban yendo de la actividad en el carro y de momento lo rodearon como 15 guardias. Primero les dijeron algo de los tintes, y cuando bajaron los cristales les dijeron que era que querían arrestarlo a él”, dijo la hermana de Adrián Robles Reyes.

“No han radicado nada. Está brutal que no los hayan dejado hablar con los abogados, ni con los familiares”, expresó.

Al cierre de esta edición, aún se desconocía el desenlace de esta situación.